Policía japonesa aplicará mano dura contra racistas al amparo de nueva ley

 


Publicidad

Policías han sido criticados por controlar más a los antirracistas que a los racistas

Policía

La ley contra los discursos de odio promulgada a fines del mes pasado en Japón está proporcionando más armas a diversas instituciones para combatir a los discriminadores. Una de ellas es la Agencia Nacional de Policía.

La agencia policial notificó a los departamentos de policía de las 47 prefecturas de todo el país para que al amparo de la nueva legislación tomen medidas enérgicas contra las manifestaciones de odio dirigidas a específicos grupos étnicos, detalló Mainichi Shimbun.

De acuerdo con la ley, las expresiones de odio son las palabras y los hechos que instigan a excluir determinados grupos étnicos y fomentan actitudes racistas.

El gobierno central debe tomar medidas para impedir que se realicen actos de discriminación racial, mientras que los gobiernos locales, según la norma, tienen que realizar esfuerzos para erradicar la discriminación.

La ley, sin embargo, no establece castigos ni prohibiciones de este tipo de actividades por temor a infringir la libertad de expresión garantizada por la Constitución.

Esto significa que la policía no puede armar un caso penal contra los discriminadores implicados en demostraciones de odio.

La agencia de policía está considerando establecer cargos de difamación o desacato a los que participan en este tipo de manifestaciones o de violar la Ley de Circulación por Carretera.
Un alto funcionario de la policía aseguró que serán más “estrictos que nunca” con los discriminadores.

La policía nipona ha sido criticada por estar más pendiente de controlar a los que protestan contra los racistas que a los mismos racistas. (International Press)

 


Publicidad

Publicidad




Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

1 Comentario

  1. Soy afectada en mi trabajo por el racismo solo aguanto porque necesito comer y vivir, la líder de mi seccion de trabajo me hace a un lado ella me ignora y no me explica los papeles que hay que escribir solo porque soy extranjera a pesar que soy descendiente de japones para ella somos extranjeros, el resto de los demas japoneses son amables excepto ella, y cualquier noticia de un extranjero ella dice barbaridades, y eso ha hecho que yo deje el trabajo por el ijime, y por ella ser racista. Japón es un pais racista, es duro decirlo aun viendolo porque mis hijos nacieron acá y respeto a los japoneses. El racismo me hace sentir sin valor como persona en este pais, y estoy pensando en regresar a mi pais por el racismo.

Deja tu comentario