Japón no logrará su meta de inflación en el plazo previsto

 


Banco de Japón considera que la economía sigue “recuperándose moderadamente”

Banco de Japón

El Banco de Japón (BoJ) volvió a retrasar nuevamente el plazo para lograr que el país registre una inflación interanual de en torno al 2 por ciento y considera ahora que no logrará dicha meta por lo menos hasta entrado 2017 o incluso principios de 2018.

Hasta ahora el BoJ sostenía que dicho objetivo inflacionario podía ser una realidad en la primera mitad del año próximo.

Al término de su reunión mensual de dos días, el comité de política monetaria del banco rebajó nuevamente su pronóstico de inflación para el actual ejercicio -que concluye en marzo de 2017- y para el posterior.

El BoJ estima ahora que este año fiscal los precios se encarecerán un 0,5 por ciento interanual de media (frente al 0,8 pronosticado en enero) y que lo harán un 1,7 por ciento -en vez de un 1,8 por ciento- el siguiente.

La entidad considera que por el momento la inflación se mantiene plana en la tercera economía mundial debido a los efectos del abaratamiento del crudo.

Sin embargo, considera que próximamente los precios del petróleo “subirán moderadamente” y que esto “acelerará” el ritmo de la inflación en el archipiélago.

La entidad implementa desde la primavera de 2013 un programa de compra masiva de activos con el objetivo de poner fin a un ciclo deflacionario que ha afectado al país durante casi dos décadas.

En este sentido, el BoJ anunció al término de su junta mensual que por el momento mantiene intacto dicho paquete de flexibilización.

Por ello, seguirá incrementando la base monetaria a un ritmo anual de unos 80 billones de yenes (646.490 millones de euros/732.642 millones de dólares)

La decisión del banco central de no mover ficha ha propiciado justo después del anuncio un fuerte encarecimiento del yen frente al dólar, que en solo diez minutos ha pasado de cambiarse en Tokio en la banda alta de los 111 yenes a hacerlo en la baja de los 109.

Este encarecimiento del yen, que perjudica al músculo exportador japonés, ha deparado en la Bolsa de Tokio caídas del selectivo Nikkei superiores al 3 por ciento.

Por otro lado, el BoJ anunció un programa de suministro de fondos extra sin intereses por valor de 300.000 millones de yenes (2.422 millones de euros/2.744 millones de dólares) para las entidades financieras de las zonas afectadas por los recientes terremotos que han golpeado el suroeste del país.

También presentó otro de reestructuración de deuda para empresas y entidades públicas de estas mismas áreas.

Con respecto a la economía nipona, el BoJ considera que ésta sigue “recuperándose moderadamente” pese a la reciente ralentización de la producción y las exportaciones ante el frenazo de las emergentes.

Para el actual curso fiscal se espera que esta tendencia persista en manufacturas y comercio exterior hasta que estas economías salgan paulatinamente de su fase de desaceleración, y también un incremento del consumo interno, pilar básico de la economía nipona.

Esto último responde a una mejora de rendimientos en el sector privado y también a nivel salarial para los hogares. (EFE)

 


Suscríbase a International Press GRATIS!

Registre su correo electrónico y entérese primero de las últimas noticias de Japón.


Publicidad

Publicidad


Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

Te recomendamos

Cine
JAPÓNICA
Anime y manga
Celebridades
Conciertos

PRODUCTOS

Productos de Japón
Productos de Japón
Productos de Japón

Turismo en Japón

LECTOR