POSCAST: Cómo era la navidad en Japón hace 32 años

Irma Aráuz, Nancy Matsuda y Marcos Nakashima celebran la Navidad en Japón.

ESCUCHE AQUÍ EL PODCAST SOBRE LA NAVIDAD CON IRMA ARAUZ, MARCOS NAKASHIMA, NANCY MATSUDA Y LUIS ÁLVAREZ.


Publicidad

 

Irma Aráuz, MarcoS Nakashima, Nancy Matsuda y Luis Álvarez celebran la Nochebuena con lindas historias de Navidad.

 

Irma Aráuz, Nancy Matsuda y Marcos Nakashima celebran la Navidad en Japón.
Irma Aráuz, Nancy Matsuda y Marcos Nakashima celebran la Navidad en Japón.

 

 

Irma Aráuz, Marco Nakashima, Nancy Matsuda y Luis Álvarez participaron hoy en el podcast de International Press que sirvió para festejar la Nochebuena y recordar interesantes historias de las primeras navidades en Japón y el arraigo de costumbres japonesas comer consumir pollo rostizado en esta fecha.

La psicóloga Aráuz contó que hace 32 años, cuando llegó desde Méxixo a vivir en Japón y se afincó en el distrito de Narashino en la provincia de Chiba, la Navidad no tenía ni un poco de lo que hoy muestran las iluminadas calles y tiendas de Japón en estas fechas. “Recuerdo que todo era oscuro”, dijo.

El primer año fue su esposo japonés quien le compró su primer árbol navideño tras recorrer tiendas y tiendas de la ciudad. “En una tienda encontró en venta tres únicos árboles de Navidad que nadie compraba”, narró Irma. Al año siguiente, con la ayuda de su suegro, quien la quería como a una hija, levantó un árbol navideño de tres metros de altura que se convirtió en la atracción del distrito.

Para hacer sentir su cariño y agradecimiento hacia los vecinos, doña Irma repartía entre ellos unas galletitas que preparaba con sus propias manos y que las colocaba en bolsitas que cerraba con una linda cinta roja.

Con el tiempo, el suegro de Irma, “que parecía un samurái y que no hablaba”, se esforzó aún más por tratar de dar un ambiente de Navidad a la casa. Se vistió de Santa Claus y desde entonces, durante muchos años, fue el personaje más esperado por su hijos y los niños del lugar.

Por su parte, Marcos Nakashima, quien vive en Japón desde hace 26 años, dijo que sin darse cuenta comenzó a repetir las costumbres de Navidad que su padre cultivaba en Perú.

“Cada Navidad mi padre elegía la casa de un familiar a donde todos iríamos a celebrar. Llevaba vino y panetón Donofrio y el elegido era el familiar que pasaba por momentos dificiles”, recordó.

Hoy Marcos mantiene en Japón esa forma de vivir la Navidad. Llena el carro de panetones y va en busca de personas que conoce y que enfrentan dificultades para llevarles su mensaje de fe y esperanza en el mañana. Feliz Navidad!! (International Press)

 

 


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario