Tokio acepta asumir la cuarta parte del coste del nuevo estadio olímpico


Estadio Olímpico de Tokio (foto Google)

Japón aún no elige el diseño


Publicidad

Estadio Olímpico de Tokio (foto Google)
Estadio Olímpico de Tokio (foto Google)

El Gobierno Metropolitano de Tokio aceptó hoy la propuesta del Ejecutivo japonés de asumir una cuarta parte del coste del nuevo estadio olímpico para los Juegos de Tokio 2020, para cuya construcción aportará 39.500 millones de yenes (unos 304 millones de euros/321 millones de dólares).

El gobierno de la capital y la Administración central concluyeron así las negociaciones sobre los costes compartidos del estadio, cuyo presupuesto total asciende a 155.000 millones de yenes (1.192 millones de euros/1.260 millones de dólares), recogió hoy la agencia Kyodo.

Las fuertes críticas en torno a su excesivo coste llevaron al Ejecutivo japonés a desechar el pasado agosto el proyecto original, diseñado por la arquitecta Zaha Hadid, después de que la estimación de su coste casi duplicara el presupuesto inicialmente previsto debido a la complejidad de su diseño.

El gobernador de Tokio, Yoichi Masuzoe, que rechazó la solicitud del gobierno de proporcionar 50.000 millones de yenes (384 millones de euros/406 millones de dólares) para el proyecto original de Hadid, no ha mostrado oposición con respecto al nuevo volumen que deberá aportar la región metropolitana para el futuro estadio.

Los gastos de construcción, rediseño y demolición del anterior estadio de Tokio 1964 (donde se asentará la nueva sede olímpica) ascienden a un total de 160.000 millones de yenes, (1.231 millones de euros/1.301 millones de dólares), según ha cifrado el Ejecutivo, y se dividirán entre tres agentes.

El Gobierno central aportará 80.000 millones de yenes (unos 615 millones de euros/650 millones de dólares), Tokio se hará cargo de 39.500 millones de yenes (unos 304 millones de euros/321 millones de dólares) y la parte restante se financiará a través de la lotería y quinielas deportivas.

El Ejecutivo se enfrenta ahora a un nuevo reto, cumplir los plazos de la construcción.

El Consejo de Deportes de Japón (JSC) se ha marcado el objetivo de terminar la edificación del complejo a finales de enero de 2020, y tiene previsto haber seleccionado el nuevo diseño y un contratista para finales de este año. (EFE)


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario