La inmigración es la forma más directa de impulsar el crecimiento económico de Japón


Shinzo Abe (foto gobierno de Japón)

Gobierno apuesta por elevar la tasa de natalidad, pero se resiste a aceptar más inmigrantes


Publicidad

Shinzo Abe (foto gobierno de Japón)
Shinzo Abe (foto gobierno de Japón)

Facilitar el acceso a las guarderías y ampliar el apoyo a la formación educativa forman parte de un paquete de medidas para aumentar la tasa de natalidad que el gobierno de Japón prepara con el objetivo de impulsar el crecimiento económico del país, informó Reuters.

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, ratificó su propósito de enfrentar el problema demográfico de su país y anunció que pondrá un “particular énfasis en políticas que contribuyan a elevar la tasa de natalidad”.

La población de Japón comenzó a declinar hace cuatro años tras varios años de advertencias de que la tasa de natalidad era demasiado baja.

Hay sectores, sin embargo, que sostienen que va ser difícil impulsar la economía de Japón sin una inmigración a gran escala.

“Hay una falta de guarderías y mejorar eso es importante”, dijo a Reuters Hiroshi Shiraishi, economista de BNP Paribas Securities. “Sin embargo, eso no va a impulsar el crecimiento en los próximos cinco años. La forma más directa es a través de la inmigración”.

La idea de abrir las puertas del país a más inmigrantes colisiona con la resistencia de la clase política y la población en Japón que, según la agencia de noticias, valoran tener una sociedad mayormente homogénea.

Hace unos días, el ministro portavoz del gobierno nipón, Yoshihide Suga, dijo que otros países “han sufrido experiencias difíciles (con inmigrantes). Debemos tener cuidado con aceptar a inmigrantes”.

Abe desea aumentar la tasa de natalidad de 1,4 a 1,8 a través de medidas que faciliten el regreso de las mujeres al trabajo después de dar a luz a su primer hijo. Muchas mujeres renuncian a su empleo tras tener su primer hijo debido a la dificultad de compaginar vida familiar y vida laboral.

También se estudia conceder préstamos sin intereses para la educación superior. La carga financiera que representa criar hijos en Japón disuade a muchos japoneses de tener descendencia.

Japón actualmente tiene 127 millones de habitantes y aspira a que la cifra no caiga por debajo de los 100 millones. Para mantener una población estable, las economías desarrolladas necesitan una tasa de natalidad de 2,1, muy lejos de la que ahora tiene Japón.

Si la situación no mejora, el número de habitantes de Japón podría caer a 87 millones en 2060. (International Press)


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario