Los Óscar consagran al mexicano Alejandro González Iñárritu

“Birdman” se lleva cuatro estatuillas, entre ellas la de mejor película

Fernando Mexía / EFE

El cineasta mexicano Alejandro González Iñárritu fue hoy el gran triunfador de la 87 edición de los Óscar, en la que su filme «Birdman» se alzó con cuatro estatuillas: película, director, guión original y fotografía.

El también mexicano Emmanuel Lubezki fue el ganador del premio a la mejor fotografía y revalidó su éxito de 2014 por «Gravity», sin embargo la suerte le fue esquiva a la película argentina «Relatos salvajes», que fue superada por «Ida» como mejor filme de habla no inglesa.

«Birdman» cosechó cuatro galardones, los mismos que «The Grand Budapest Hotel», que dominó las categorías técnicas, y uno más que «Whiplash», mientras que «Boyhood», que era a priori una de las favoritas, se tuvo que conformar con un premio.

«¿Quién le dio la tarjeta verde (green card) a este hijo de puta?», se preguntó Sean Penn justo antes de anunciar que «Birdman» se coronaba mejor película y que Iñárritu subiría por tercera vez al escenario del teatro Dolby por una de las figuras doradas, en esa ocasión como productor.

Iñárritu se acordó de sus amigos realizadores Guillermo del Toro y Alfonso Cuarón, sus amigos y apoyo durante su carrera, y aprovechó el momento para hablar de México y de la situación migratoria en Estados Unidos.

«A mis compañeros mexicanos, rezo porque podamos conseguir el gobierno que nos merecemos, y a los que están en este país (EE.UU.) rezo por que les traten igual de bien que a aquellos que vinieron antes y construyeron esta increíble nación de inmigrantes», declaró el realizador.

Iñárritu bromeó sobre las victorias encadenadas de mexicanos en lo Óscar, después del doble triunfo de Cuarón el año pasado por «Gravity», y sugirió que quizá el Gobierno de EE.UU. acabaría imponiendo leyes a la Academia de Hollywood para impedir que se repita.

«Dos mexicanos seguidos es sospechoso», comentó pletórico el cineasta que minutos antes se había llevado el Óscar de mejor director y de mejor guión original, premio este último que fue compartido con los argentinos Armando Bo y Nicolas Giacobone, así como con el estadounidense Alexander Dinelaris.

Bo, que dedicó el galardón a su país, fue uno de los que hablaron hoy español en director durante la gala cuyo maestro de ceremonias, Neil Patrick Harris, terminó despidiendo en este idioma, en vista del éxito latino, con un «buenas noches».

La alegría no fue completa para Latinoamérica ya que al filme argentino «Relatos salvajes» se le escapó el Óscar de película en habla no inglesa, que se llevó «Ida» (Polonia), mientras que el nicaragüense Gabriel Serra se quedó a las puertas de la estatuilla de mejor cortometraje documental con «La Parka».

Suscríbete a International Press GRATIS

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a International Press y recibe nuestras noticias primero.

Únete a otros 35K suscriptores

BELLEZA

『PR』PATROCINADOS


Descarga el App de Súper Tokio Radio


AUTOMÓVIL