Japón se molesta con Corea del Norte por retraso en investigación de secuestros

Yaeko Taguchi fue secuestrada en 1978

 


Publicidad

Régimen norcoreano no cumple con culminar informe como había prometido

Yaeko Taguchi fue secuestrada en 1978
Yaeko Taguchi fue secuestrada en 1978

Diplomáticos de Japón y Corea del Norte tienen previsto reunirse hoy en la ciudad china de Shenyang para tratar el retraso en la investigación que Pyongyang ha puesto en marcha en relación al secuestro de ciudadanos nipones por parte del régimen norcoreano desde la década de los 70.

La reunión de un día en territorio chino se produce a petición de las autoridades de Tokio molestas por el lento avance de la investigación que Corea del Norte inició el pasado julio, y que se comprometió a concluir al final de verano.

El propio régimen norcoreano anunció que un comité de Investigación Especial inició el pasado 4 de julio una investigación exhaustiva sobre todos los residentes japoneses en la República Popular Democrática de Corea (RPDC, nombre oficial del país).

El anunció de Pyongyang se produjo después de que el Gobierno nipón acordara el levantamiento de parte de sus sanciones unilaterales sobre Corea del Norte como respuesta a esta investigación.

Sin embargo, Corea del Norte informó el pasado 18 de septiembre de que la investigación sobre el paradero de los ciudadanos japoneses en el país estaba todavía en su “fase inicial”, por lo que su resultado se retrasaría por lo menos hasta el año que viene.

Japón reclamó la reunión después de considerar que el régimen era “incapaz” o “carecía de interés” para esclarecer qué pasó con los 17 japoneses que entre 1977 y 1983 fueron secuestrado para impartir lecciones de cultura e idioma en los programas norcoreanos de adiestramiento de espías.

En 2002, Pyongyang admitió 13 de los secuestros, pero tras devolver a cinco de ellos a Japón, aseguró que los otros ocho fallecieron y que cuatro de ellos nunca pisaron suelo norcoreano, una versión de la que ha desconfiado hasta ahora el Ejecutivo nipón.

Tras la última reunión oficial en Pekín el pasado 1 de julio entre diplomáticos de Tokio y Pyongyang, Japón levantó sus sanciones unilaterales a Corea del Norte, con quien no tiene relaciones diplomáticas, en respuesta a la investigación.

Desde entonces, se han producido encuentros secretos en China y Malasia entre agosto y septiembre en los que Pyongyang ha exigido a Tokio que relaje aún más las sanciones a cambio de la publicación del primer informe, según informó la agencia nipona Kyodo.

El régimen norcoreano detalló el pasado julio que el comité puesto en marcha tendrá un panel destinado a reabrir las investigaciones sobre los otros 12 ciudadanos que Tokio considera secuestrados por Pyongyang y otro para indagar sobre los centenares de personas que la policía nipona sospecha que también podrían haber sido raptadas por Corea del Norte. (EFE)

 


Publicidad

Publicidad


Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad