Japón refuerza seguridad ante el aniversario de la nacionalización de las islas Senkaku

 


Publicidad

Gobierno japonés compró los islotes hace dos años

Islas Senkaku
Islas Senkaku

La Guardia Costera nipona ha reforzado la seguridad en torno a las islas Senkaku, disputadas con China, de cara al segundo aniversario de la nacionalización del archipiélago, ante la posibilidad de que navíos chinos penetren en esas aguas.

La cadena pública NHK informó de que los guardacostas han redoblado las patrullas en la zona para evitar actos que el Gobierno nipón considera intrusiones no autorizadas.

El Gobierno de Japón adquirió de manos de su propietario privado el 11 de septiembre de 2012 tres de los cinco islotes que componen el archipiélago, lo que enfureció a las autoridades en Pekín, que defienden que forman parte de su territorio.

La decisión, tomada por el Ejecutivo del entonces primer ministro Yoshihiko Noda, se adoptó para evitar males mayores después de que el exgobernador de Tokio, el nacionalista y polémico Shintaro Ishihara, iniciara una campaña con la que logró recaudar unos 15 millones de euros para comprar las islas.

Sea como fuere, China condenó la decisión y permitió que las protestas populares antiniponas se extendieran en diversos puntos de su geografía, lo que llevó a muchas grandes empresas japonesas a paralizar temporalmente sus operaciones en el país vecino.

Ante la escalada de tensión, las relaciones entre Japón y China (que llama Diaoyu al archipiélago) alcanzaron uno de sus peores momentos en décadas, mientras la presencia de navíos del Gobierno chino se multiplicó en los meses siguientes.

En enero de 2013, el Ministerio de Defensa nipón dijo que una fragata de la Marina china llegó a dirigir el radar de seguimiento de su sistema de misiles hacia un buque de las Fuerzas de Auto Defensa niponas en una zona cercana a las islas, algo que Pekín negó tajantemente.

El siguiente capítulo vino marcado por la creación, en diciembre de 2013, por parte de China de una “zona de identificación de defensa aérea” (ADIF), que incluye las Senkaku/Diaoyu, y que provocó las protestas de Tokio y la contrariedad de Washington.

La situación condujo al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, a subrayar durante su visita a Japón el pasado abril que la alianza de seguridad entre Washington y Tokio incluye “todos los territorios administrados por Japón, incluido las islas Senkaku”, una afirmación a la que se opuso el Gobierno chino.

Aunque el número de estas “intrusiones” de barcos chinos se ha ido reduciendo paulatinamente, solo en agosto la Guardia Costera reportó 10 casos, el mayor número en un solo mes en lo que va de año.

Además, esta semana los guardacostas detectaron una patrullera china realizando algún tipo de estudio científico en aguas que Japón considera parte de su Zona Económica Exclusiva junto a las Senkaku y, el miércoles, cuatro patrulleras chinas navegaron por estas aguas durante un par de horas.

Situado en el Mar de China Oriental, a unos 175 kilómetros al noreste de Taiwán (que también reclama las islas) y 150 al noroeste de las niponas de Okinawa, el deshabitado archipiélago de Senkaku tiene una superficie de unos siete kilómetros cuadrados y se cree que podría contar con importantes recursos marinos y energéticos. (EFE)

 


Publicidad

Publicidad


Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad