Secuestrador de niña en Japón planeó delito desde el año pasado

El secuestrador

 


Publicidad

Declaró a la policía que la secuestró porque le gustaba y quería estar con ella

El secuestrador
El secuestrador

El hombre que secuestró a Sakura Moriyama, la niña de 11 años que desapareció mientras retornaba a su casa el lunes 14 en la prefectura de Okayama, planeó su delito durante buen tiempo, según la policía.

Takeshi Fujiwara, un ilustrador independiente de 49 años, siguió a Sakura muchas veces entre mayo y junio. La madre, como ya se informó en días pasados, detectó dos veces la presencia del automóvil plateado de Fujiwara cerca de su casa y avisó a la policía.

Interrogado por la policía –cuya versión recoge Japan Today– el sujeto dijo que abordó a la niña a unos cientos de metros de la casa de esta y la amenazó con un cuchillo para que subiera a su auto; le aseguró que si ella no lo obedecía la asesinaría. En el trayecto, arrojó el teléfono móvil equipado con GPS que la madre de Sakura le había comprado tras percatarse de la presencia del vehículo de Fujiwara en mayo.

Gracias a la información brindada por la madre sobre el auto del secuestrador, la policía descubrió su identidad y halló su domicilio el sábado en la noche. Fujiwara y Sakura ocupaban una habitación sin ventanas. La niña vestía un pijama y estaba echada sobre un futón viendo TV.

El hombre remodeló su vivienda en diciembre del año pasado. Eliminó algunas ventanas y e insonorizó la habitación en la que tenía recluida a la niña. Todo indica que llevaba buen tiempo planeando el delito.

Fujiwara confesó a la policía que secuestró a Sakura porque le gustaba y quería estar con ella. (ipcdigital)


Publicidad

Publicidad




Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad