Gobierno de Japón y policía de Tokio investigan a hospital por negligencia

Propofol

 


Publicidad

13 niños murieron tras recibir un sedante prohibido para menores

Propofol
Propofol

Funcionarios del Ministerio de Salud de Japón están inspeccionando el Hospital de la Universidad Femenina Médica de Tokio por inyectar un sedante prohibido a 63 menores, de los cuales 13 murieron, informó la NHK.

El propofol no puede ser usado con niños bajo respiración asistida.

A los inspectores del gobierno central se sumaron funcionarios del gobierno metropolitano de Tokio para revisar el sistema de seguridad del centro médico.

Por su parte, la policía de Tokio está investigando al hospital por presunta negligencia médica que habría derivado en la muerte de un niño de 2 años en febrero por inyección de propofol. El pequeño es la víctima número 13.

Los 63 menores, que tenían 14 años o menos y estaban conectados a respiradores artificiales, recibieron el sedante entre 2009 y 2013.

El hospital sostiene que no se ha probado que la causa de las 13 muertes sea el propofol y que la mayoría falleció por infecciones.

Sin embargo, las empresas farmacéuticas japonesas solicitaron a los médicos que no utilizaran este sedante en niños bajo respiración asistida tras reportarse varias muertes en el extranjero. (ipcdigital)


Publicidad

Publicidad




Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad