Abe, dispuesto a viajar a Corea del Norte para tratar el secuestro de japoneses

Shinzo Abe en el Parlamento japonés (foto gobierno de Japón)

 


Publicidad

Japón aclara que primer ministro no iría “para hablar por hablar”

Shinzo Abe en el Parlamento japonés (foto gobierno de Japón)
Shinzo Abe en el Parlamento japonés (foto gobierno de Japón)

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, está dispuesto a viajar a Corea del Norte para resolver el secuestro de ciudadanos japoneses por parte del régimen de Pyongyang, según anunció un miembro del Gobierno.

“El primer ministro está plenamente preparado para reunirse con el primer secretario (de Corea del Norte) Kim Jong-un si es necesario para resolver la cuestión de los secuestros, pero no para hablar por hablar”, afirmó Keiji Furuya, ministro encargado de este asunto, durante en un programa de la televisión nipona.

Furuya no dio más detalles sobre cuándo tendría lugar el viaje de Abe, aunque en unas declaraciones previas, el ministro de Exteriores, Fumio Kishida, apuntó que su visita a Corea del Norte ayudaría a resolver este delicado asunto, que constituye el mayor obstáculo para normalizar las relaciones entre Tokio y Pyongyang.

A comienzos de mes, el propio primer ministro apuntó la posibilidad de viajar a Corea del Norte, aunque señaló que “aún era demasiado pronto” para tomar una decisión al respecto, durante una intervención ante el Parlamento nipón.

El viaje de Abe sería el primero de un máximo responsable nipón a Corea del Norte desde 2002, cuando el primer ministro Junichiro Koizumi viajó a Pyongyang y se reunió con el fallecido Kim Jong-il, padre del actual líder norcoreano.

Japón ya anunció el envío de representantes diplomáticos y de sus fuerzas de seguridad a Corea del Norte para investigar el secuestro de ciudadanos nipones por parte del régimen de Pyongyang hace varias décadas, en el marco del reciente acercamiento logrado entre ambos países sobre este asunto.

Los dos Estados acordaron que Corea del Norte llevaría a cabo una investigación profunda sobre el devenir de los ciudadanos nipones secuestrados en las décadas de 1980 y 1970 por el régimen de Pyongyang.

Japón sostiene que, entre 1977 y 1983, al menos 17 japoneses fueron secuestrados por Corea del Norte para impartir lecciones de cultura e idioma en sus programas de adiestramiento de espías.

Esta cifra, no obstante, podría ser mucho mayor, ya que el Ejecutivo nipón cuenta con un listado de más de 400 personas desaparecidas, entre ellos muchos ciudadanos que podrían haber sido secuestrados, según anunció el pasado domingo el portavoz del Gobierno Yoshihide Suga.

Hasta el momento, solo cinco de los secuestrados han podido regresar a su país y Pyongyang ha asegurado que el resto falleció o que ni siquiera ha pisado nunca suelo norcoreano, una versión de la que desconfía el Ejecutivo nipón. (EFE)

 


Publicidad

Publicidad




Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad