Ciclista brasileño hará historia en Japón al realizar desde hoy, por primera vez, la Vuelta a Honshu

Mauro Naoki Morishita

Partirá desde Nihonbashi en Tokio con cuatro compañeros japoneses llevando las banderas de Brasil y Paraguay.

Mauro Naoki Morishita
Mauro Naoki Morishita



Publicidad

Esta medianoche, el brasileño Mauro Naoki Morishita (36) y los miembros de su equipo de ciclismo, HCC Chouseihan, partirán desde Nihonbashi, en Tokio, para pasar a la historia en Japón. Ellos recorrerán la ruta  Honshu Ishu TT, que es dar la vuelta a la isla principal por primera vez en tan solo nueve días.

El equipo recorrerá una distancia de 3.528 kilómetros subiendo  hasta Aomori, Akita y Niigata para luego pasar por Kioto, Tottori y Shimonoseki antes de enrrumbar de retorno a Tokio fijado también para la medianoche del 4 de mayo, un circuito que puede ser comparado con los 3.500 kilómetros del famoso Tour de Francia.

“Es la primera vez que se hará este recorrido por Honshu, que es la mayor isla de Japón. No se conoce de gente que haya hecho este recorrido en 9 días”, dijo Mauro a International Press.

Mauro hace parte de los HCC Chouseihan, un equipo japonés de ciclismo de ruta de alta competencia, que también organiza largos recorridos de turismo. La Vuelta a Honshu, es uno de los proyectos más ambiciosos en que se han embarcado.

“Solo ahora percibo la importancia de la Vuelta a Honshu. La gente nos alienta por Facebook y nos da fuerza”, comentó el brasileño que celebrará su cumpleaños número 36 en el mismo segundo en que dé la partida para la gran Vuelta.

Desde Nihonbashi tomarán la Ruta Nacional 4 a una velocidad media de 25 km por hora y con un recorrrido diario de 400 kilómetros. Mauro se emociona cuando explica que el domingo subirán por la Ruta Nacional 7, conocida como Nihon Kai, que se extiende de forma espectacular frente al Océano Pacífico.

“Hago esto por pasión y por deporte. Me siento bien, así otras personas me digan que soy un loco porque hago esto sin un motivo. Pero para gente como nosotros es un elogio que nos digan locos”, afirmó.

Ha pasado mucho tiempo desde que a los 7 años de edad recibió su primera bicicleta marca Caloi. Hoy posee tres máquinas de primer nivel. Una Special Lizer de carbono que le costó 500.000 yenes, otra Special Lizer de metal de 150.000 yenes y una bellísima Gios azul que le costó 300.000 yenes.

Por supuesto, para la Vuelta a Honshu irá de gala. Usará la Lizer de carbono, más ligera y fuerte.

CON BRASIL Y PARAGUAY EN EL CORAZÓN

Mauro nació en la ciudad paraguaya de Pedro Juan Caballero, frontera con Brasil, pero se crió en el lado brasileño, en Punta Porá. “Es frontera seca, vas y vienes entre las dos ciudades sin pasaporte. Parece una sola ciudad. Tengo mucho cariño por Paraguay porque de dia estudiaba en Punta Porá y de tarde iba a la escuela japonesa que estaba en el lado paraguayo”, contó.

Es entre estos dos pueblos donde hace 10 años empezó a ganarse la fama de “loco” por el cicilismo. En 2003 se le ocurrió hacer el recorrido que los creyentes católicos brasileños realizan desde Punta Porá hasta cerca de Asunción para adorar a la Virgen de Caacupé.

“Hay gente que hace ese peregrinaje de 500 kilómetros a pie para demostrar su fe en la Virgen. Yo lo hice en bicicleta y por pura pasión al ciclismo”, dijo Mauro entre risas. Pero quiérase o no, ese viaje marcó su vida y fue como una bendición.

Al año siguiente, en 2004, cuando tenía 26 años, hizo su segundo gran recorrido. Esta vez, desde su pueblo hasta Campo Grande en Brasil, acompañado de su amigo Luigi Francesco. Fueron 380 km de ida y otro tanto igual de regreso. En total 760 kilómetros por el puro gusto de pedalear y por eso otra vez le dijeron loco.

JAPÓN, EL PARAÍSO DEL CICLISMO

Llegó a Japón hace seis años y fue como encontrar el paraíso del ciclismo. Conoció a los japoneses Sakurai Kenta (26), Phillipe Yoshiaki Misawa (30) y Makoto Hamanaka (34), y se hizo miembro del equipo HCC Chouseikan.

El brasileño entrena diariamente, salvo en invierno, haciendo 50 kilómetros en bicicleta entre la llanura y las montañas de la ciudad de Kakegawa en la provincia de Shizuoka donde trabaja en una fundición. Su esfuerzo y el trabajo de sus amigos hizo que en octubre del año pasado el equipo quedara en segundo lugar, modalidad de relevo, en la Vuelta Tokyo Itoigawa que recorre 300 km hasta Niigata.

Mauro cuenta que esta vez llevará consigo una bandera de Brasil y otra de Paraguay que va a desplegar cuando el 4 de mayo retorne a Nihonbashi y que a dedicará esta Vuelta a Honshu, a su madre que está en Brasil y se encuentra delicada de salud.

“Discutí mucho con mi madre porque dice que esta prueba es muy peligrosa pues iré junto a camiones en carrerteras de alta velocidad y teme que pueda tener un accidente. Quiero dedicarle esta Vuelta a ella y decirle que en los largos caminos que hago la voy recordando y pensando en cuanto se preocupa por mi”, confiesa Mauro.

Y tranquiliza a toda su familia con un mensaje. “Las calles de Japón son bonitas, aunque en comparación con Brasil, son más estrechas. Pero aqui los accidentes en la carretera no son tantos, se respeta al ciclista y no hay robos, es un pais pacifico. Se disfruta más”, concluyó. (Luis Álvarez/ipcdigital)

Siga al brasileño la Vuelta a Honshu de Mauro en su Facebook https://www.facebook.com/mauronaoki.morishita

Publicidad
Publicidad