Ex primer ministro Hayotama se reúne con vicepresidente chino en un clima de tensión

Yukio Hatoyama fue primer ministro entre 2009 y 2010 (foto gobierno de Japón)

China subraya que Japón debe aprender del pasado


Publicidad

Yukio Hatoyama fue primer ministro entre 2009 y 2010 (foto gobierno de Japón)

El vicepresidente chino, Li Yuanchao, se reunió con el ex primer ministro japonés Yukio Hatoyama, en una situación difícil para las relaciones entre ambos países debido a la disputa abierta por la soberanía de las islas Diaoyu (Senkaku, para Japón).

Las relaciones están tensas y así se demostró en el encuentro que ambos mandatarios celebraron el sábado, según publica hoy el diario oficial “Global Times”.

“Consciente de que las relaciones bilaterales están atravesando graves dificultades, Li instó a las dos partes a afrontar la realidad y manejar de manera apropiada los problemas (entre ambos países vecinos)”, destaca el diario en referencia a las declaraciones del vicepresidente chino.

En el encuentro, Li instó al exmandatario nipón, que lideró Japón tras los comicios que en 2009 dieron una histórica victoria al Partido Democrático (PD), a hacer “esfuerzos conjuntos” para rebajar las tensiones.

Aunque no sin condiciones, ya que el vicepresidente chino esperó que Tokio “aprenda del pasado y siga el camino del desarrollo pacífico”.

Por su parte, Hatoyama resaltó la importancia de las relaciones bilaterales por lo que instó a abrir el diálogo como solución al problema.

“Ambos deberíamos cooperar en las áreas de protección al medio ambiente y energía”, señaló Hatoyama, quien fue el primer mandatario de la era del PD.

A pesar de los recientes esfuerzos diplomáticos de Japón -con visitas de diversos representantes como el viceministro de exteriores japonés-, las relaciones siguen congeladas en este estado “de dificultades” debido al conflicto de las islas, abierto desde hace décadas pero que se recrudeció en septiembre de 2012.

Fue entonces cuando Japón anunció la compra de uno de los islotes que forman este conjunto de deshabitadas islas, cuyas aguas, al parecer, son ricas en recursos.

La decisión de la compra por parte de Tokio -que adquirió el terreno a un empresario nipón-, enfureció a China, al considerar las Diaoyu (o Senkaku) parte de su territorio en la región Asia Pacífico.

Desde ese momento, ambos países se han lanzado continuas acusaciones y han enviado a diversos barcos de vigilancia marítima a “controlar” las aguas de las disputadas islas, sin que haya estallado un conflicto directo.

Japón trata ahora de forzar una cumbre entre el presidente chino, Xi Jinping, y el primer ministro japonés, Shinzo Abe, con el objetivo de lograr el deshielo de las relaciones, si bien, hasta el momento, sólo ha recibido el rechazo de China. (EFE)


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad