Irma Aráuz: “No hay mal que dure 100 años”

Irma Arauz
Irma Arauz
Irma Arauz

Por la psicóloga Irma Arauz*

A dos meses de haber empezado el año escolar y fiscal se abrieron con él nuevas esperanzas de que todo marche bien y de que la crisis pase pronto. Puede que dentro de nosotros con tantos acontecimientos inesperados, aún el futuro no nos quede demasiado claro y nos cause angustia el no saber qué va a pasar. Sin embargo, ante una realidad no demasiado clara, es el momento de darnos ánimo a nosotros mismos y buscar la manera de procurarnos un buen estado de optimismo haciendo “como sí…” Como si estuviera contento/a, como si estuviera sano/a, como si estuviera feliz, como si tuviera mucho dinero, etc. Los sentimientos surgen a partir de tus pensamientos y tú controlas tus pensamientos, por lo tanto tú y solo tú puedes elegir como sentirte.

Una de las cosas maravillosas que pueden procurarte un buen estado de ánimo, es la SONRISA. Siempre estoy recalcando en la práctica de la misma pero en la repetición del mismo mensaje: “pase lo que pase sonríe”, nuestro cerebro por fin lo acepta y estimula la hormona de la alegría llamada endorfina y esta te hará sentir muy bien, como si hubieras hecho ejercicio, es gratis y no te cansa.

Norman Cosuins es un especialista en “La terapia del Buen Humor” y ha tenido interesantes y positivas experiencias con enfermos. Son innumerables los casos de pacientes que se curan más rápido y mejor con la terapia del Buen Humor. Los resultados son estupendos gracias al poder sanador y restaurador de la alegría, las risas y el optimismo.

La mayoría de las personas generalmente sonríen para los demás, pero ¿por qué tratar siempre de quedar bien con los demás? ¿por qué no sonreír para nosotros mismos también? Pues bien, toma un espejo y sonríe para ti mismo, al principio te sentirás “raro/a” pero con el tiempo y la práctica se hará costumbre y poco a poco te sentirás bien, cada segundo, cada minuto, cada hora, todo el día y todos los días sin necesidad de estar consciente que lo haces. Sonreír ante nosotros mismos es una manera de querernos y de reconocernos en el aquí y en el ahora tal y como somos. Ríe lo más que puedas y de todo lo que puedas, y si tienes oportunidad, ríete a carcajadas.

Para tener momentos felices yo te recomiendo:

–  Valora todo lo que tienes y da las gracias por ello.

–  Acepta lo inevitable,

l- Cuando te sientas contento(a), di en voz alta: ¡Soy feliz!

l- No te rindas a la tristeza, no hay mal que dure 100 años.

– No te pongas en el papel de víctima.

–  Si hablas de tus penas, te sentirás mejor.

–  Busca gente alegre y positiva con la que puedas sentirte bien.

–  Cuando estés en crisis, oblígate a hacer algo que te guste.

–  Acepta los cambios y las pérdidas, no te aferres a nadie.

–  Sé alegre y así traerás momentos felices a tu vida.

–  Por último, repite conmigo: “Sé que voy a triunfar, porque tengo Fe, Valor y Entusiasmo”, y sella este pensamiento con una sonrisa.

Nadie puede estar feliz todo el tiempo, sin embargo, es na manera de enfrentar los momentos difíciles.

*La psicóloga Irma Aráuz atiende directamente en el teléfono 090-2553-3307 y en el e-mail [email protected]



Publicidad