Motsuji, el paraíso budista

Templo en Iwate alberga el “jardín perfecto”

El templo de Hondo, el principal de Motsuji


Texto: Dario Mogi

Fotos: Helio Shinohara

Estamos en el templo de Motsuji, a diez minutos de la estación de Hiraizumi de la línea Tohoku de JR en la prefectura de Iwate. El bello templo, parada obligatoria para quien visita la región, tiene un excepcional valor histórico y cultural, y su jardín fue concebido como la imagen del paraíso budista después de la vida.

El tiempo tiene una rara belleza escénica. Un visitante desavisado puede creer que es un jardín japonés común; sin embargo, todo lo que compone el paisaje fue magníficamente calculado para que represente el paraíso. Los japoneses lo llaman “El Jardín Perfecto o el Jardín de la Tierra Pura”.

Motsuji, en su época de auge, llegó a ser más importante que el templo de Chusonji (hoy el principal complejo de templos de Hiraizumi), pero tras la caída de los Fujiwara, a fines del siglo XII fue incendiado varias veces siendo totalmente destruido, a excepción de su jardín. El actual templo principal se llama Hondo, fue restituido en 1989 y queda al fondo del corredor que conecta con la entrada. En el centro está la laguna Oizumi ga Ike.

El jardín fue construido alrededor de la laguna de acuerdo con los preceptos del manual del jardín Sakuteiki, que fue el más antiguo de Japón. El manual establecía cómo hacer el jardín perfecto, con elementos como lagos, puentes, montañas, ríos, rocas, etc., todo combinado armoniosamente con árboles para formar un bello y eterno paisaje. El punto alto del jardín tiene más de ocho siglos y fue totalmente restaurado en su forma original.

Por su excepcional valor cultural, Motsuji es considerado uno de los sitios más importantes de la historia de Japón. El elegante jardín, con sus formaciones montañosas y sus aguas que reflejan los cedros y los pinos de forma magistral, muestra lo que sería el paraíso budista.

Dirección:〒029-4102 Iwate-ken Hiraizumi-cho Osawa 58

Entrada: 500 yenes

Vista general del jardín y de la laguna Oizumi ga ike



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario