Japón logra superávit por cuenta corriente en febrero tras déficit en enero

Suscríbase a International Press GRATIS!

Registre su correo electrónico y entérese primero de las últimas noticias de Japón.

Resultado refleja cierta mejora de la economía japonesa

Las exportaciones japonesas aún sufren el efecto de un yen fuerte

Japón tuvo en febrero un superávit por cuenta corriente de más de 1,17 billones de yenes (unos 11.000 millones de euros), tras haber sufrido un déficit récord el mes anterior, informó hoy el Ministerio nipón de Finanzas.

El dato de febrero refleja una reducción del 30,7 por ciento interanual, pero contrasta con unos números rojos de 437.300 millones de yenes (unos 4.100 millones de euros) en la balanza corriente de enero, los primeros sufridos por la tercera economía mundial en tres años.

En ese mes, Japón se vio lastrado por una fuerte caída de las exportaciones y el aumento de las importaciones, especialmente en el apartado de los hidrocarburos.

La balanza comercial de bienes, uno de los componentes de la balanza de pagos, registró en febrero un superávit de 102.100 millones de yenes (unos 955 millones de euros) después de cuatro meses de déficit.

Esta cifra es, sin embargo, 85,8 por ciento inferior a la de febrero de 2011, según el informe preliminar difundido por Finanzas.

Las exportaciones bajaron un 2 por ciento interanual hasta los 5,24 billones de yenes (unos 49.000 millones de euros), mientras que las importaciones aumentaron un 11,1 por ciento, hasta 5,14 billones de yenes (unos 48.100 millones de euros).

La balanza de servicios registró en febrero un déficit de 130.400 millones de yenes (unos 1.220 millones de euros), frente a los 93.000 millones de yenes (870 millones de euros) de déficit en enero.

La balanza por cuenta corriente, que mide los intercambios con el exterior de bienes, servicios, rentas y transferencias, está considerada uno de los indicadores comerciales más amplios de un país.

El resultado de febrero refleja cierta mejora de la economía nipona, que en 2011 tuvo que hacer frente al revés que supuso el tsunami de marzo y las inundaciones en Tailandia en otoño, que afectaron a numerosos fabricantes japoneses.

En los últimos meses, las exportaciones niponas se han visto lastradas además por la fortaleza del yen frente al euro y al dólar, al tiempo que las importaciones han aumentado, especialmente en el apartado de los hidrocarburos por la paralización de numerosos reactores nucleares tras la crisis de Fukushima. (EFE)



Publicidad

Publicidad


Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

Te recomendamos

JAPÓNICA
JAPÓNICA
Coronavirus

Turismo en Japón

LECTOR