“TEPCO lo envenenó todo y ahora leo que mi factura aumentará para pagar por su envenenamiento”

Tepco

La voz de protesta de un residente extranjero en Chiba


Publicidad

Tepco (Reuters)

Si bien la crisis nuclear en Fukushima fue provocada por un desastre natural, TEPCO tiene una gran cuota de responsabilidad por no haberse preparado para enfrentar una catástrofe como la del 11 de marzo.

Para enmendar su negligencia, la empresa eléctrica deberá pagar millonarias indemnizaciones a las personas afectadas por el accidente en la planta nuclear Daiichi.

Sin embargo, sus activos no alcanzan para cubrir las astronómicas compensaciones. Por eso, el gobierno ha aprobado una ley que establece la creación de una entidad, financiada con fondos públicos, que prestaría dinero a TEPCO para cumplir con las indemnizaciones.

Es decir, el dinero de los contribuyentes sería utilizado para que TEPCO pague por su negligencia, que perjudica a esos mismos contribuyentes.

Mucha gente ha alzado su voz de protesta. Entre ellos un extranjero identificado como “BLUES BOWMAN”, residente en Chiba, que en The Japan Times ha escrito:

He sido contactado por una organización como la yakuza. O más bien, he leído que pronto voy a ser contactado.

No sé qué hacer. Primero, ellos lo envenenaron todo, luego mandaron una carta en la que se disculpaban pero nunca me dijeron donde está el veneno o cuándo va a llegar, y ahora leo que mi factura aumentará 16 por ciento para pagar por su envenenamiento.

Yo sabía que Tepco era malo, pero esto es una abierta extorsión.

TEPCO debería pagarme a mí, debería pagarles a todos en Japón, pero leo que sus tenedores de bonos van a salir ilesos y que sus consumidores como yo tendremos que cargar con el muerto.

Yo quiero a Japón. TEPCO ha envenenado a Japón. Me rehúso a pagar.

Cuando yo construí mi casa, no sabía que la estaba construyendo en territorio de TEPCO. Apoyarlos sería como pagar dinero de protección a la mafia.

¿Qué haría usted?


Publicidad

Publicidad


Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario