Niña japonesa se echó a dormir y no se despertó más


logo ipc

Personal de guardería que la cuidaba no se explica por qué murió


Publicidad

Una niña de un año murió después de que el personal de una guardería infantil de la prefectura de Saitama no pudiera despertarla.

La policía reveló que la pequeña había tomado una siesta junto a otros niños. A las 4 p. m., los servicios de emergencia recibieron una llamada de un empleado: “Hay una niña aquí que se ha puesto muy pálida y no podemos despertarla”.

Los servicios de emergencia la condujeron a un hospital cercano donde fue declarada muerta poco después.

De acuerdo con la policía, la niña no mostraba signos exteriores de heridas o lesiones y aparentemente no sufría de ninguna enfermedad.

La policía está investigando las circunstancias de su muerte.


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario