Nélida Tanaka: «Pesqué a mi hijo de 8 años tocándole los genitales a su hermanito, lo reprendí fuerte, ¿hice bien?»

PREGUNTA:

Me preocupa mi hijo de 8 años, la otra vez lo pesqué tocando los genitales de su hermanito cuando regresé temprano del trabajo. Lo reprendí bastante fuerte paa que no lo vuelva a hacer, pero no puedo estar vigilándolo todo el tiempo, no sé si obré bien. ¿Habría otra forma mejor de manejar esta situación? Me divorcié recientemente por lo que ya no tengo a quién consultar.

RESPUESTA: A través de sus palabras veo que tuvo un periodo familiar bastante difícil. Poner el punto final a unas relaciones no es nada fácil e infiero que también le preocupa el efecto que podría tener la separación en sus hijos, en especial ahora que «lo pescó» in fragante en unas conductas inesperadas.

Aún existen inhibiciones con respecto a temas sexuales, en especial si se trata de hablar con los niños, pro son aspectos que no podemos i debemos evitar. En primer lugar, armándonos con un poco de conocimiento. Según estudios sobre sexualidad, los expertos os dicen que es común que los niños tengan «juegos sexuales» con amiguitos ya sea del mismo sexo o del opuesto por curiosidad. Tampoco es extraño que se masturben ocasionalmente, pero a diferencia de la función relajadora de la masturbación en edades más tiernas, puede que tenga una función de placer.

Si lo vemos desde este punto, es muy posible que haya presenciado unos «juegos sexuales» comunes para niños de esta edad, cuyo inesperado «descubrimiento», los habrá asustado, tanto a usted como también a ellos pues saben que son actos que no se realizan en público, son «juegos» privados del mundo de los niños que luego con los años quedan reprimidos en el desván del olvido.

Me imagino que usted reprendió al mayor porque pensó que forzaba al hermano menor a realizar este acto, ¿o es que lo hizo porque piensa que los mayores son los responsables? Es importante observar si habrá sido una actividad en la que ambos participaron, lo que sería el «juego», o habrá sido algo forzado, lo cual requeriría un poco más de atención.
¿Por qué el mayorcito se sentirá con ganas de presionar al menor? Será porque hay algún descontento con él? ¿O siente que él se ve forzado a hacer cosas por ser mayor? ¿Le estará afectando el divorcio de sus padres? Observe las posibles razones.

De todos modos es necesario que los niños tngan una educación sexual apropiada para su edad. Tome tiempo para poder hablar honestamente con ellos, tal vez sienta cierta dificultad de tratar sobre este tema con sus hijos que son del sexo opuesto. Ciertamente el padre de los niños sería la person apropiada para hablarles, Si él puede verlos periódicamente, sería la mejor oportunidad para que ellos tenga esta educación.

De todas maneras, es muy probable que la separación de los padres les haya afectado de alguna manera. Les ayudará a superar la situación a través de conversaciones en las que todos se puedan sincerar.

*Psicóloga clínica, contacte con ella llamando al 090-2245-4021 o por correo electrónico: consultas@hotmail.co.jp

Suscríbete a International Press GRATIS

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a International Press y recibe nuestras noticias primero.

Únete a otros 36.479 suscriptores

Descarga el App de Súper Tokio Radio



2 Trackbacks / Pingbacks

  1. sbo
  2. bullet journal template