La Bolsa de Tokio repunta gracias a un débil yen tras cuatro jornadas en rojo

 

La Bolsa de Tokio repuntó hoy tras cuatro jornadas de pérdidas gracias a la devaluación del yen, que beneficia a los exportadores nipones, y después de que el Banco de Japón decidiera dejar intacta su agresiva política de flexibilización monetaria.

El índice Nikkei cerró con un avance de 111,44 puntos, un 0,56 por ciento, y quedó en los 19.943,26 puntos, mientras que el segundo indicador, el Topix, que agrupa a los valores de la primera sección, ganó 7,95 puntos, un 0,50 por ciento, hasta las 1.596,04 unidades.

El parqué tokiota abrió con una clara tendencia al alza animado sobre todo por la apreciación del dólar frente al yen, después de que la divisa estadounidense saliera finalmente reforzada por la decisión de la Reserva Federal (Fed) estadounidense de subir los tipos de interés en la primera economía mundial.

Los inversores “temían una apreciación del yen” después de la decisión de la Fed, pero quedaron aliviados ante la evolución del verde, que se cotizaba en la zona baja de los 111 yenes, destacó el analista Nobuyuki Fujimoto, de SBI Securities, en declaraciones recogidas por la agencia local Kyodo.

El Nikkei llegó a avanzar 200 puntos y a rebasar la barrera psicológica de los 20.000 puntos después de que el banco central nipón decidiera hoy, a diferencia de la Fed, mantener sin cambios su política monetaria, aunque este ímpetu se relajó conforme avanzaba la jornada.

Destacan las subidas de grandes exportadores como los grupos tecnológicos Panasonic, del 2,3 por ciento, y Hitachi, del 1,0 por ciento, animados por la depreciación del yen.

Asimismo, el regulador bursátil decidió hoy suspender la cotización de las acciones del fabricante de airbag Takata, después de que un periódico local informase de que la compañía tiene previsto declararse en bancarrota tan pronto como este mes.

Se cree que los pasivos del fabricante nipón, afectado por los problemas derivados de sus airbag defectuosos, exceden el billón de yenes (unos 8.000 millones de euros/9.000 millones de dólares).

Tokio cerró así en positivo una semana en la que el índice principal se había mantenido en rojo hasta el jueves, debido a la firmeza del yen y a la cautela de los inversores antes de la esperada reunión de la Reserva Federal de EE.UU.

En la primera sección, 1.237 valores avanzaron frente a los 652 que retrocedieron y a los 129 que terminaron el día sin cambios.

El volumen de negocio ascendió a 3,190 billones de yenes (25.658 millones de euros), por encima de los 2,477 billones de yenes (20.239 millones de euros) de la víspera. (EFE)

 

Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


*