¿Borrar o no borrar? he ahí el dilema… de las redes sociales después de una ruptura amorosa

 

Nancy Matsuda

Las redes sociales se han convertido en una parte integral de la vida de muchas personas. Allí, se colocan desde los estudios, comidas, ropas, pasatiempos favoritos y por supuesto también nuestro estado amoroso y las fotos con nuestra media naranja.

Pero, ¿qué sucede cuando una relación llega a su fin? ¿Deberíamos borrar todas las publicaciones relacionadas con nuestro ex o mantenerlas como recuerdos de la historia de nuestra vida?

En una encuesta realizada por el portal Sirabee a 120 japonesas entre 18 y 45 años mostró que el 52% de ellas borraron todas las publicaciones relacionadas con sus ex novios. El 24% dijo que borraron todas las fotos en donde aparecía la cara del ex y otro 24% no cambió absolutamente nada en sus redes.

Las que borraron todas las publicaciones admitieron que eliminar cualquier rastro digital es una forma de cerrar ese capítulo emocional en sus vidas y es algo que les permite no mirar hacia atrás.

Las que eliminaron las fotos donde aparecían sus chicos, lo hicieron porque ya no están interesadas en mostrar imágenes de una persona que ya no forma parte de su vida. Con esto, buscan también evitar recordar momentos que aún son muy dolorosos.

Y las que no borraron nada en particular, ellas afirmaron que las redes sociales son una representación de su vida y que no era necesario eliminar las experiencias por más tristes o difíciles que sean de superar. Algunas consideran que esto es parte de su crecimiento como persona.

La decisión de borrar o mantener las publicaciones en redes sociales es personal y lo importante es priorizar tu bienestar emocional. Recuerda, tú tienes el control de tu historia en tu vida y también, en línea.

By Nan

Suscríbete a International Press GRATIS

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a International Press y recibe nuestras noticias primero.

Únete a otros 35K suscriptores

BELLEZA

『PR』PATROCINADOS


Descarga el App de Súper Tokio Radio


AUTOMÓVIL