Foto revela diferencia entre la cultura de trabajo de Japón y la de Occidente

Shibuya (foto @arai_yusaku)

La cultura de trabajo japonesa, elogiada en el pasado, ya no es tan bien vista hoy y atraviesa por un proceso de cambios. Las autoridades de Japón impulsan reformas que apuntan a recortar las extensas jornadas laborales y a un equilibrio entre vida familiar y trabajo.

Unos hábitos de trabajo tan arraigados, sin embargo, no cambian fácilmente. Para nada.

Una foto de dos rascacielos en Shibuya, Tokio, muestra las diferencias entre las culturas laborales de Japón y Occidente.

La imagen, publicada este mes en Twitter por @arai_yusaku y reproducida por el portal SoraNews24, muestra ambos edificios un día alrededor de las 6:00 p. m.

El contraste es notable.

El edificio de la izquierda brilla por las luces de sus oficinas. En el de la derecha, la oscuridad es casi completa; las escasas luces que se observan no son de sus oficinas, sino reflejos del exterior.

El rascacielos de la izquierda es el Shibuya Scramble Square, tiene 47 pisos, y alberga a grandes compañías japonesas, como la de publicidad digital CyberAgent (pisos 19-23) y el servicio de redes sociales Mixi (pisos 28-36).

El de la derecha, despoblado y oscuro, es el Shibuya Stream, tiene 35 pisos y en él opera Google.

¿Dónde trabaja la gente de Google en Japón? Sus empleados hacen teletrabajo, modalidad a la que podrán acogerse hasta junio de 2021.

Si bien la gobernadora de Tokio, Yuriko Koike, aboga por el teletrabajo para frenar la propagación del coronavirus, por lo visto aún existe resistencia entre algunas compañías japonesas.

Pese a ser una potencia tecnológica, en Japón aún se utilizan máquinas de fax y el hanko, un sello para formalizar documentos que obliga a las interacciones cara a cara. (International Press)


Publicidad

Publicidad




Descarga el App de Súper Tokio Radio


Te recomendamos

JAPÓNICA
J POP
JAPÓNICA
J POP
J POP

PRODUCTOS

Alimentos y Bebidas de Japón
Novedades de Japón
Alimentos y Bebidas de Japón

Turismo en Japón

LECTOR

Deja tu comentario