Exbailarín de Tokyo Disneyland exige 150 millones de yenes en compensación por daños


Hidenori Okawa trabajaba como bailarín en Tokyo Disneyland. Se ponía un disfraz y bailaba en el popular desfile de personajes del parque temático.


Publicidad

Suena divertido y emocionante, ¿no? No lo era. Okawa solo tiene 51 años, pero usa bastón para caminar. Sufre dolores en las rodillas y las articulaciones de la cadera.

El exbailarín ha presentado una demanda en el Tribunal de Distrito de Chiba y exige una compensación de 150 millones de yenes (1,35 millones de dólares) por daños y gastos médicos, revela Asahi Shimbun.

La demanda está dirigida contra Oriental Land, la compañía que opera el parque temático y a la cual responsabiliza de sus lesiones de rodilla provocadas por el excesivo trabajo.

Okawa comenzó a actuar en el desfile de Tokio Disneyland en junio de 1995. Era duro. Le exigían bailar mientras sostenía en alto una gran bandera que ejercía una fuerte presión sobre las rodillas y la parte inferior de la espalda.

El exbailarín recuerda que le advirtieron: “Si te lesionas mientras actúas, usa un seguro privado para recibir tratamiento. No pidas el seguro de compensación por accidentes de trabajo”.

Cuando le dijo a su jefe que le dolía mucho, este le gritó: “¡No mientas! ¡Sigue trabajando como te digo o renuncia ahora mismo! ¡Elige!”.

“Recibí un severo regaño por parte del jefe, así que seguí actuando a pesar del dolor. Mi situación empeoró”, recuerda.

El dolor llegó a ser tan fuerte que renunció en septiembre de 1996.

Al hombre se le diagnosticó rodilla de saltador, una lesión en el tendón causada a menudo por un esfuerzo excesivo y que puede provocar un dolor intenso.

Okawa presentó una solicitud para acogerse al seguro de compensación por accidentes de trabajo que fue aprobada en 2005 por la Oficina de Inspecciones de Normas Laborales de Chiba.

Oriental Land se ha abstenido de comentar el tema por tratarse de un caso legal en curso. (International Press)


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario