Hallazgo en la tumba más grande de Japón revela que hubo mucha mano de obra en su construcción


Daisen Kofun (foto Wikipedia)

Daisen Kofun, construida en el siglo V en la prefectura de Osaka, es conocida como una de las tres tumbas más grandes del mundo, junto con el Mausoleo del Primer Emperador Qin en China y la Gran Pirámide de Giza en Egipto.


Publicidad

Un trabajo de excavación reveló que una de las zonas verdes que rodean a la tumba, y no solo ella, estaba pavimentada con muchas piedras, lo que indica que hubo una gran cantidad de mano de obra involucrada en su construcción, informó Kyodo.

“Esto es extraordinariamente único”, destacó Kazuo Ichinose, profesor de arqueología en la Universidad Kyoto Tachibana.

Ichinose estima que la tumba estaba cubierta por unos 50 millones de piedras. Si también existía un pavimento de piedra en las zanjas, “el tiempo y el esfuerzo dedicados a recoger las piedras y transportarlas deben haber sido inmensos”, enfatizó.

Los hallazgos arrojan luz sobre la estructura de la tumba del emperador Nintoku, que en gran parte sigue siendo un misterio debido a que la Agencia de la Casa Imperial restringe el acceso al sitio para garantizar la “paz y santidad”.

La tumba consiste en un montículo en forma de ojo de cerradura, rodeado alternativamente por tres fosos y dos zanjas.

Desde octubre, la agencia y el gobierno de Osaka han trabajado en el estudio de tres lugares en la zanja interna como parte de los esfuerzos para preservar la tumba.

En los tres puntos se encontraron capas de piedras, lo que indica que la zanja interna de la tumba, que tiene un área total de 65.000 metros cuadrados, estuvo completamente pavimentada.

Un grupo de investigadores ha solicitado que se continúe y amplíe la investigación, y que el sitio se abra al público.

Japón aspira a registrar Daisen Kofun y las tumbas cercanas como Patrimonio Cultural Mundial de la UNESCO el próximo año. (International Press)

Publicidad
Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario