Italia pone fin a un ciclo en una de las noches más oscuras de su historia

Italia no irá al mundial por primera vez desde 1958.

Roma.- La selección italiana vivió el lunes una de las noches más oscuras de su historia deportiva al fallar la clasificación al Mundial 2018 en la repesca contra Suecia, lo que puso fin a una generación de futbolistas, capitaneados por Gianluigi Buffon.




Publicidad

El equipo entrenado por Gian Piero Ventura disputó el lunes ante Suecia otro partido gris y no pasó del empate a cero tras la derrota 0-1 sufrida en la ida, lo que provocará su ausencia en el Mundial ruso, algo que no ocurría desde hace 59 años, en 1958.

La decepción por el objetivo fallado fue agrandada además por las reacciones que llegaron en los minutos siguientes al pitido final del colegiado, el español Antonio Mateu Lahoz, cuando Buffon, Daniele De Rossi y Andrea Barzagli anunciaron su retirada de la selección.

Ventura no salió a hablar en la habitual entrevista posterior al partido; el primero fue el capitán Buffon que, entre lágrimas, expresó todo su dolor por el fracaso deportivo y confirmó que esta noche fue la última vez en la que vistió la camiseta “azzurra”.

 

“Lo siento, pero no para mí, para el movimiento. Porque hemos fallado un objetivo que a nivel social era importante, esta es mi única decepción…”

“Lo siento, pero no para mí, para el movimiento. Porque hemos fallado un objetivo que a nivel social era importante, esta es mi única decepción y no lo de terminar (la carrera con Italia). El tiempo pasa para todos y es correcto que sea así”, dijo al finalizar el duelo.

Se acabó de la manera más amarga una carrera de 20 años, que había empezado en 1997 precisamente con una repesca para acceder al Mundial de Francia 1998 y que tuvo su momento de máxima gloria en 2006, cuando levantó la cuarta Copa del Mundo de la historia italiana.

En pocos momentos, la noticia de la retirada de Buffon fue seguida por las declaraciones de otros dos campeones del mundo, De Rossi y Barzagli.

El primero, jugador del Roma, deja la selección italiana tras 117 partidos y en calidad de centrocampista más goleador de la historia “azzurra”, con 21 dianas.

“Pensar que esta es la última vez que me puse esta camiseta es doloroso. Es una paréntesis que se cierra”, afirmó el jugador romano, expresando además el deseo de que la Federación de Fútbol italiana (FIGC) lidere un nuevo proyecto para facilitar el crecimiento de los jóvenes.

Fue el fin de un ciclo también para Barzagli, que a sus 36 años dejó a la selección con una decepción “dura de describir”.

“Se habla de mi último partido (con la selección) y dejarlo así es un golpe duro para mi carrera”, explicó.

La “debacle” ante Suecia generó dudas también en otro veterano, Giorgio Chiellini, aunque él todavía no ha decidido si seguirá o no vistiendo la camiseta de Italia.

Fue una noche oscura para el movimiento futbolístico transalpino, que tras caer en la fase de grupos en las últimas dos ediciones de los Mundiales (2006 y 2010) tendrá que ver la próxima Copa del Mundo desde casa.

Tan sólo en 1958, curiosamente en Suecia, y en la primera Copa del Mundo, disputada en Uruguay en 1930, a la que no acudió pese a estar invitada, el Mundial no contará con la participación del combinado italiano. EFE

Publicidad
Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario