Asesino en Japón le dijo a su padre que su vida no tenía sentido

Takahiro Shiraishi, el asesino de Zama (Kyodo News)

 


Publicidad

Los medios en Japón continúan difundiendo información sobre el descubrimiento de los restos de nueve personas en el apato de un hombre en Kanagawa, un caso que ha causado conmoción en el país.

De las nueve víctimas, ocho eran mujeres. El único hombre era novio de una de las víctimas, confesó el asesino, Takahiro Shiraishi (27), según la agencia Kyodo.

Shiraishi dijo que asesinó primero a la mujer y después a su novio, que estaba preocupado por la desaparición de su pareja.

Para que el novio no reportara la desaparición de la chica, Shiraishi también lo asesinó.

De las ocho mujeres, cuatro eran adolescentes y las cuatro restantes veinteañeras, según el testimonio del asesino a la policía, que está trabajando para determinar la identidad de las jóvenes.

Shiraishi dijo que asesinó a una de las víctimas en agosto, a cuatro en septiembre y a cuatro en octubre. La policía encontró en su apato, compuesto por una habitación y un baño, 240 huesos.

Dos meses antes de cometer su primer crimen, el hombre le dijo a su padre que su vida no tenía sentido y que no entendía para qué estaba viviendo. (International Press)

Publicidad
Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario