Cuando una japonesa “dócil” hace enojar a su novio extranjero por doblar su ropa

Foto techlife.samsung.com

Una broma malinterpretada por diferencias culturales. Apenas dos palabras causaron un fuerte impacto en una japonesa y su novio europeo, pero por motivos opuestos.




Publicidad

La tuitera japonesa @odencentury, que vive en un país de Europa que no identifica, contó que cuando recién comenzaba a salir con su novio, un día fue a su casa, donde él vivía solo y estaba lavando su ropa. “Dobla eso”, le dijo él a ella refiriéndose a su ropa, antes de irse a otro ambiente a continuar lavando.

Ella le hizo caso y comenzó a doblar su ropa. Cuando él regresó y la vió, incrédulo le dijo: “Espera, ¿en verdad la estás doblando”. Acto seguido, se apresuró a recoger su ropa.

“Era solo una broma. Es mi ropa, así que no hay razón por la que tú tengas que doblarla. ¿No crees que es raro? Incluso si te piden una cosa como esa, tú no tienes que hacerlo. Ese tipo de cosas está mal”, dijo él. Para el europeo, pedirle a una novia que le doble la ropa es algo tan inverosímil que por eso hizo la broma.

La japonesa, cuyo relato recoge el sitio Soranews24, quedó en shock. “Yo, que me crié en Japón, no pensaría que es una broma que un hombre diga algo como ‘dobla mi ropa’”. Que una mujer haga eso por su pareja para ella es natural.

El hombre, sorprendido por la docilidad de la japonesa, le dijo con firmeza: “A partir de ahora, incluso si alguien te dice que hagas algo así, eso no significa que debas hacer lo que te dicen”.

“Él me dijo: ‘Trátate con más importancia’. Al doblar su ropa, él pensó que yo no me estaba respetando. En Japón, es normal que una novia limpie la habitación de su novio y vaya a su casa a cocinar para él. Yo estaba muy sorprendida. Nunca lo olvidaré”.

Que para él fuera un shock que una mujer doble la ropa de su novio le hizo preguntarse a la japonesa en qué tipo de cultura se había criado él. Sin embargo, cuando se mudó a Europa, entendió.

“Cuando vine a su país, vi a todos los miembros de una pareja o una familia preparar las comidas, y que ninguna persona está a cargo de hacer todas las tareas de la casa. En vez de eso, la gente que vive junta se turna para hacer las tareas”. (International Press)

Publicidad
Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario