6 detenidos por el atentado terrorista en Manchester

El terrorista suicida.

 




Publicidad

La policía británica detuvo hoy a una mujer en el norte de Manchester en relación al atentado que dejó 22 muertos y 64 heridos el lunes, lo que eleva a seis los detenidos en el Reino Unido.

El arresto se produjo esta tarde en un bloque en el distrito de Blackley, en el área metropolitana de Manchester, donde los vecinos describieron varias detonaciones cuando la policía entraba en varios domicilios.

El martes por la mañana la policía detuvo en Manchester a uno de los hermanos de Salman Abedi, el terrorista suicida que hizo estallar el lunes un artefacto a la salida de un concierto de Ariana Grande.

Las fuerzas de seguridad arrestaron hoy a otros tres sospechosos en Manchester y uno en Wigan, al oeste de la ciudad inglesa.

La policía británica trabaja con la hipótesis de que el terrorista contó con una red de apoyos para perpetrar el ataque.

Abedi pasó tres semanas en Libia para volver al Reino Unido días antes del atentado, confirmaron hoy a Efe fuentes del Pentágono.

“El Comando de África tiene detalles de que Abedi viajó a Libia hace tres semanas y regresó pocos días antes del ataque. Los detalles del propósito del viaje siguen sin saberse”, indicaron a Efe fuentes del Comando de África, encargado de las operaciones militares estadounidense en el norte del continente.

Abedi, un británico de 22 años de origen libio, también pudo haber viajado a Túnez desde Libia, según informaciones del Pentágono.

Esa información, que ha sido calificada como “altamente fiable”, según dijeron fuentes militares a la cadena CNN, ha sido compartida con las autoridades británicas, aunque se sigue realizando un análisis de inteligencia más detallado de los desplazamientos de Abedi.

Los servicios secretos estadounidenses y británicos intentan determinar si Abedi pudo reunirse en el norte de África con operativos del Estado Islámico (EI) o de Al Qaeda en el Magreb.

La autoridades británicas consideran que es improbable que Abedi actuará solo por la sofisticación y necesidad de planificación del ataque.

Abedi, que era conocido por los servicios de seguridad británicos, era hijo de refugiados libios. (EFE)

 

Publicidad
Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario