Luz verde a la primera central nuclear en Japón que cumple la normativa postFukushima


Planta nuclear de Sendai

 


Publicidad

Operador de la planta espera recibir también el visto bueno de la población local

Planta nuclear de Sendai
Planta nuclear de Sendai

La Autoridad de Regulación Nuclear de Japón (NRA) publicó hoy un informe preliminar que afirma que la central atómica de Sendai (suroeste del país) es la primera que cumple los nuevos requisitos de seguridad establecidos tras el accidente de Fukushima.

El informe es un paso clave para la reactivación de esta planta -que sería la primera en operar comercialmente bajo la nueva normativa- en un momento en el que los 48 reactores de los que dispone Japón permanecen apagados ante la creciente preocupación por la seguridad en las centrales del país tras la catástrofe de 2011.

Para volver a generar electricidad todas estas instalaciones deben cumplir con las nuevas normas de seguridad frente a terremotos y tsunamis introducidas por la NRA en julio de 2013.

Pese a que el informe abre la puerta a la reactivación de los dos reactores de la central de Sendai, situada en la prefectura de Kagoshima, no se espera su puesta en funcionamiento al menos hasta el próximo otoño, ya que el operador de la planta, Kyushu Electric Power, espera lograr primero el visto bueno de la población local.

El accidente en la planta nuclear de Fukushima Daiichi, provocado por el terremoto de 9 grados y posterior tsunami que golpearon sus reactores el 11 de marzo de 2011, ha sido el peor desde el de Chernóbil (Ucrania) en 1986 y ha provocado que muchos japoneses rechacen el uso de la energía nuclear.

En las últimas encuestas publicadas por los medios nipones, más del 50 por ciento de los consultados se mostraron en contra de reactivar ese tipo de centrales.

Sin embargo, los costes para generar electricidad en Japón mediante plantas térmicas se han disparado tras el accidente, por lo que el Gobierno del primer ministro Shinzo Abe ha apostado por llevar a cabo el proceso de reactivación una vez que las centrales cumplan con las nuevas regulaciones.

Además de Kyushu Electric Power, otras ocho compañías eléctricas regionales de Japón han solicitado revisiones de la NRA para cumplir el nuevo marco legal.

Después del accidente de Fukushima, Japón solo reactivó dos reactores nucleares en la planta de Oi (oeste) ante el riesgo de apagones en esa zona del país.

Sin embargo, ambas unidades fueron apagadas en septiembre de 2013 para ser sometidas las revisiones rutinarias que deben realizarse cada 13 meses como marca la ley en Japón.

Hasta hoy, ninguna central había recibido el visto bueno de la NRA para volver a operar bajo las nuevas normativas aprobadas en julio de 2013. (EFE)

 


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad