Presidente de Francia llega a Japón para fomentar acuerdos en desarrollo militar


François Hollande

François Hollande se reunirá con el primer ministro Shinzo Abe


Publicidad

François Hollande

El presidente francés, François Hollande, llega hoy a Japón para una visita de tres días en los que se espera estreche sus lazos con la tercera economía mundial y alcance acuerdos en materia de energía nuclear y de desarrollo militar.

Durante su visita de Estado, la primera de esta índole de un presidente francés desde 1996, Hollande será recibido por el emperador, Akihito, y se reunirá con el primer ministro, Shinzo Abe, además de con el tejido empresarial nipón y la comunidad francesa, según la agenda oficial.

Durante la reunión entre los dos líderes se espera que ambos países discutan el bloqueo de las exportaciones de equipamientos franceses que puedan ser utilizados para uso civil y militar a países sensibles para Japón.

En este sentido, Tokio manifestó a primeros de mayo su preocupación tras la venta de Francia a China de sistemas para facilitar el aterrizaje de helicópteros en barcos.

Según Japón, Pekín pretende utilizar ese equipamiento para instalarlo en las patrulleras marítimas que rondan las disputadas islas Senkaku/Diaoyu, foco de fuertes tensiones entre ambos países y cuya soberanía reclama China y Taiwán.

A pesar de que la Unión Europea mantiene un embargo de armas sobre China desde la matanza en la plaza de Tiananmen en 1989, Francia considera que el equipamiento vendido no entra dentro de esas restricciones.

Hollande, que llegará a Japón hoy acompañado por la primera dama, Valerie Trierweiler, seis ministros y una docena de empresarios, confía en poder anunciar tras su encuentro con Abe un acuerdo para el desarrollo de material militar, según adelantó la agencia Kyodo.

Además, se espera que los dos países alcancen un acuerdo para intercambiar información relacionada con el Norte de África, sobre todo después de que el asalto terrorista el pasado enero a una planta petrolera en el sur de Argelia se saldara con la muerte de 38 trabajadores, entre ellos diez ciudadanos nipones.

Abe y Hollande también promoverán las exportaciones entre ambos países de tecnología atómica a través de un plan de cooperación para los próximos cinco años, según medios locales.

En este sentido, aunque Japón y Francia han sido tradicionales competidores en el negocio de la energía nuclear, las grandes corporaciones de ambos países han comenzado a trabajar juntas para lograr importantes contratas a nivel internacional, como ha sucedido en Turquía o Jordania.

En 2012, las relaciones comerciales de Japón a Francia alcanzaron los 533.600 millones de yenes (unos 4.270 millones de euros), mientras que las de Francia a Japón superaron el billón de yenes (casi 7.720 millones de euros), según datos del ministerio nipón de Finanzas. (EFE)


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad