Aviones estadounidenses Osprey llegan a Okinawa en medio de protestas de la población local


Yoshihiko Noda pide comprensión a los okinawenses


Publicidad


Seis aviones militares estadounidenses Osprey llegaron a la base de Futenma, en Okinawa, en medio de fuertes protestas de la población local, informó la agencia Kyodo.

Las naves son rechazadas por los okinawenses debido a que recientemente dos de estos aviones se estrellaron en Estados Unidos y Marruecos.

El gobernador de Okinawa, Hirokazu Nakaima, declaró a los medios que era “decepcionante” y “profundamente lamentable” el despliegue de los Osprey en la prefectura, pese a la oposición de sus residentes.

Por su parte, el alcalde de Ginowan, la ciudad donde se localiza la base de Futenma, dijo estar indignado.

Mientras tanto, el primer ministro Yoshihiko Noda pidió comprensión a los okinawenses, garantizó la seguridad de los Osprey y se comprometió a trabajar para que todo el país comparta la carga que significa para Okinawa alojar la mayoría de bases estadounidenses, a través de acciones concretas como el traslado de los vuelos de entrenamiento de los controvertidos aviones otros puntos de Japón.

La preocupación por el despliegue de los Osprey no se circunscribe a Okinawa, pues está prevista la realización de vuelos a baja altura sobre las regiones de Honshu, Shikoku y Kyushu.

Para atenuar los temores de la población, los gobiernos de Japón y Estados Unidos han acordado una serie de medidas con respecto a los Osprey. Por ejemplo, que no vuelen a menos de 500 pies de altura y sobre áreas densamente pobladas cerca de las bases.

Estados Unidos tiene previsto contar con 24 Osprey en la base de Futenma para 2014.


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad