Grupo encabezado por Nobel Kenzaburo Oé pide revisar la política nuclear de Japón


Manifestantes reiteran exigencia de poner fin a la energía atómica


Publicidad


El grupo defensor de la Constitución pacifista de Japón que encabeza el escritor Kenzaburo Oé junto a otros intelectuales pidió hoy en Tokio revisar la política nipona con respecto a sus plantas nucleares tras el accidente de Fukushima.

La asociación reclamó hoy en una manifestación convocada en el centro de la capital japonesa que el país asiático examine su postura atómica de acuerdo a la Carta Magna adoptada tras la derrota nipona en la II Guerra Mundial, la cual obliga al estado a renunciar a cualquier acto bélico o de agresión.

“Nuestra Constitución representa nuestra determinación para nunca repetir el daño enorme impuesto sobre Hiroshima y Nagasaki”, leyó Oé, premio Nobel de Literatura 1994, en referencia a las dos ciudades niponas arrasadas por bombas atómicas estadounidenses en agosto de 1945.

“Sin embargo, hemos visto el desastre nuclear en Fukushima”, añadió Oé en su discurso, pronunciado al finalizar una manifestación en Tokio en la que participaron unas 700 personas pese a la intensa lluvia hoy en la capital nipona.

“Los niños de Fukushima se verán obligados a vivir durante décadas con temores relacionados con la exposición interna, y este es el legado negativo de la posesión de plantas de energía nuclear. Tenemos que minimizar los daños en Fukushima, y evitar que ocurra un desastre similar”, concluyó Oé, informó la agencia local Kyodo.

Tras el accidente en la central nuclear golpeada por el desastre de marzo, esta asociación ha pedido enérgicamente el fin de la energía atómica civil en Japón.

Otros de los fundadores del grupo, Yasuhiro Okudaira, profesor de la Universidad de Tokio especialista en estudios constitucionales, señaló hoy que “los problemas que rodean a las centrales nucleares son los que rodean el artículo 9 (de la Constitución)”.

Nueve intelectuales, entre ellos Oé, fundaron el grupo en 2004 para impedir la modificación de dicho artículo, que estipula que Japón “renuncia para siempre a hacer uso de la guerra como derecho soberano” y que para ello nunca se mantendrán fuerzas militares “de tierra, mar o aire, así como otro potencial de guerra”.

Por su parte, el escritor Hisae Sawachi, otro de los creadores de la entidad, señaló en el acto que proteger el artículo 9 “significa declarar nuestra postura sobre cómo lidiar con las centrales nucleares”. (EFE)


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario