Consejo de Prevención: un terremoto justo debajo de Tokio dejaría 6.148 muertos

Tokio 1923, el último gran terremoto ocurrido en la capital japonesa. (Flickr)

El Subcomité de Terremotos del Consejo de Prevención de Desastres de Tokio anunció hoy una nueva estimación de daños por un violento sismo con epicentro debajo del área metropolitana con una intensidad de 6 grados o más en aproximadamente el 60% de los 23 distritos de la capital.

Se cree que morirían un máximo de 6.148 habitantes y que unas 4.525.949 personas tendrían dificultades para regresar a casa por interrupción del transporte y destrucción de edificios y casas, entre otros. También se esperan daños en la infraestructura social a causa del aumento de condominios altos (tipo torres) en la ciudad.

No se hacía una proyección de daños en Tokio por este tipo de evento desde 2012, un año después de Gran Terremoto y Tsunami de Tohoku.

El último gran terremoto en Tokio se produjo en 1923. Los expertos estiman que el próximo se producirá aproximadamente un siglo después. Según sus cálculos, la probabilidad de que se produzca un terremoto de magnitud 7 o más en Tokio antes de 2050 es del 70%. Entonces, ya se trata solo de una posibilidad, sino de cuando ocurrirá.

Los expertos del Subcomité, presidido por Naoshi Hirata, profesor emérito de la Universidad de Tokio, dijeron que los nuevos datos suponen menores daños frente a la previsión de hace 11 años, cuando se estudió el impacto del «Terremoto en la Bahía de Tokio Norte».

En el estudio de esta vez, los daños son menores frente a la previsión de 2012 por el aumento de edificios y casas con estructura de aislamiento sísmico y construcción antisísmica. Así, la cantidad de muertos disminuirá en 3.400 y la cantidad de personas con dificultades para retornar a casa bajará en 640.000.

ADACHI SERÍA EL DISTRITO MÁS DAÑADO

En caso de un terremoto de magnitud 7, o incluso de 8 ó 9, justo debajo de la parte sur de la ciudad, causaría mayores daños si ocurre de noche y en invierno con vientos regulares. Unas 3.600 personas morirían, 2.400 por incendios.

El número de muertos en el distrito de Adachi, que tendría un grave impacto en sus edificios y casas en general, sería de 795, quizá el más alto de todos los municipios de Tokio.

En toda la capital se dañarían unas 194.000 construcciones con 93.000 heridos, 13.000 de ellos graves.

El número máximo de población que tendrían dificultades para regresar a casa si el desastre ocurre durante el día ha caído frente a la estimación de 2012 cuando fue 5.160.000. Esto, debido al envejecimiento de la población y la disminución de los viajes de larga distancia. El número de evacuados sería de 2.990.000, una caída frente a a estimación anterior de 3.380.000.

TSUNAMI Y ASCENSORES

El tsunami más grande en caso de un terremoto con epicentro bajo los 23 distritos de Tokio tendría una altura máxima de 3 metros no causaría grandes daños, salvo inundaciones a lo largo de los cauces de los ríos que cruzan la capital.

Los efectos que no se pueden cuantificar se han organizado cronológicamente como «inmediatamente después del desastre» o «un mes después» o se muestran por primera vez como el «escenario del desastre» para explicar dificultades como la falta de acceso a información sobre seguridad o centros de evacuación por el agotamiento de la batería del smartphone o el congestionamiento o caída de las líneas telefónicas, además de la suspensión del uso de ascensores y otras limitaciones por el aumento de condominios más altos.

Justamente, el aumento de construcciones altas ha aumentado el número de ascensores que podrían quedar inutilizados en la parte sur de Tokio a más de 22.000, tres veces más que la estimación de hace 11 años.

Si el terremoto ocurre en el verano, existe el riesgo de que el aire acondicionado se detenga y la condición física de las personas podría deteriorarse más rápido.

El Consejo de Prevención de Desastres puso énfasis en la reducción de los daños por un terremoto con mejores medidas de prevención y mitigación de desastres. Si la tasa de casas y edificios resistentes a los terremotos aumenta, se espera que la cantidad de muertes por inmuebles derruidos disminuya en casi un 60%.

Igualmente, si se toman medidas para prevenir incendios durante y después del sismo se espera que la cantidad de muertes por esta causa se reduzca en aproximadamente un 70%. (NI/RI/)

Suscríbete a International Press GRATIS

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a International Press y recibe nuestras noticias primero.

Únete a otros 35.669 suscriptores


Publicidad

Publicidad




Descarga el App de Súper Tokio Radio


Te recomendamos

Cine
Cine
JAPÓNICA
JAPÓNICA
Eventos&Festivales

PRODUCTOS

Novedades de Japón
Alimentos y Bebidas de Japón
Alimentos y Bebidas de Japón

Turismo en Japón