Piden que escuelas en Tokio no obliguen a estudiantes a teñirse el cabello de negro

Impulsores de la campaña entregan la solicitud a representante de la junta educativa de Tokio (foto florence.or.jp)


Hay escuelas preparatoria (koko) en Tokio que aún obligan a sus estudiantes a teñirse el cabello de negro aunque su color natural sea otro.


Publicidad

Contra esta práctica se ha rebelado un grupo de personas que ha presentado 19.065 firmas a la junta educativa de Tokio, revela Mainichi Shimbun.

Los casi 20 mil firmantes solicitan a las autoridades educativas de la capital japonesa que notifiquen a las escuelas para que pongan fin a esta práctica.

La junta educativa ha pedido de manera verbal a los directores de las escuelas que no obliguen a sus estudiantes a teñirse el cabello. Sin embargo, a partir de ahora tomará medidas más fuertes.

Entre las personas que impulsan la campaña figuran Hiroki Komazaki, director de una organización sin fines de lucro llamada Florence, y una estudiante universitaria de 19 años que fue forzada a teñirse el cabello cuando estudiaba en un koko.

En algunas escuelas la creencia de que el cabello debe ser negro está firmemente arraigada, dice Mainichi, que relata el caso de una chica de cabello castaño a quien su escuela ordenó teñírselo de negro el año pasado.


La adolescente se negó a hacerlo. Su profesor la amenazó: “Si no te vas a cortar o teñir el cabello, entonces no te molestes en venir a la escuela”. La estudiante expresó su enfado en Twitter. Por “difamar” a su maestro, fue aislada en otro salón, donde no recibió clases, sino una “orientación especial”. El castigo duró una semana.

Sus padres se quejaron ante la junta de educación. La escuela dijo que el profesor había ido demasiado lejos y se disculpó. Sin embargo, mantuvo su posición de que la chica tenía que teñirse el cabello de negro. La adolescente ya no estudia en ese koko.

En 2017, una estudiante de cabello castaño natural que fue obligada a teñírselo presentó una demanda contra su koko, al que exige una compensación de 2,2 millones de yenes (alrededor de 20 mil dólares). El caso está pendiente en el Tribunal de Distrito de Osaka. (International Press)


Publicidad

Publicidad


Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario