Hermanos que botaron 3 millones de yenes en un cementerio son acusados por la policía


 

Publicidad

Paradójico caso. Dos hermanos lograron recuperar tres millones de yenes (26.000 dólares) en efectivo que habían botado sin percatarse, pero deberán responder ante la justicia por arrojar basura en un cementerio.

El incidente tuvo lugar en la ciudad de Aisai, prefectura de Aichi.

El dinero estaba en una caja de cartón entre un montón de basura (22 kilos en total) que ambos, una mujer de 24 años y su hermano de 18, botaron ilegalmente en un cementerio, detalló Mainichi Shimbun.

¿Cómo comenzó todo? Alguien avisó a la policía de que se había arrojado basura al cementerio. La policía fue a investigar y encontró entre la basura una nota en una caja con la dirección de la mujer, el dinero en sobres y documentos.

La policía ubicó a la mujer y su hermano, les devolvió el dinero y decidió acusarlos por violar una ley que regula la eliminación de residuos.

Los hermanos recién se enteraron de que habían botado el dinero (heredado de un familiar) cuando la policía les avisó. Al parecer, mientras ordenaban las cosas en su casa lo metieron accidentalmente en la caja.

También dijeron que como no podían arrojar la basura cerca de su casa, decidieron hacerlo en el cementerio, algo que habían hecho antes con su papá cuando él estaba vivo. (International Press)


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario