La policía divulga la identidad y fotografía del vietnamita fugado en Gunma

Nguyen Ban Hay

La policía y la población de la ciudad de Oizumi, prefectura de Gunma, siguen nerviosas desde hace 24 horas un hombre de nacionalidad vietnamita escapara de manos de una patrulla con las esposas puestas en la mano izquierda, el torso desnudo y sin zapatos.




Publicidad

Las autoridades han identificado al individuo como Nguyen Ban Hay, de 31 años y 166 cm de estatura, y han entregado a la prensa su fotografía de frente y de perfil. A esta hora es buscado por 170 agentes, 50 carros patrulleros, perros adiestrados y un helicóptero.

El vietnamita fue intervenido ayer jueves 31 de agosto alrededor de las 11.15 horas cuando se encontraba a bordo de una camioneta station wagon con otras tres mujeres vietnamitas. La policía dijo que se acercó al carro porque tenía la carrocería empolvada y algunas rayas en las puertas.

En el momento que empezaron las preguntas sobre su identidad y ocupación, el hombre se dio a la fuga por primera vez, aunque 100 metros más allá la policía logró reducirlo. Sin embargo, cuando los agentes le habían puesto las esposas en la mano izquierda, el vietnamita golpeó el brazo de un policía y volvió a partir a la carrera sin que pudieran alcanzarlo.

Las autoridades han puesto en alerta a toda la población y han instalado puntos de control en varias partes de la ciudad.

NHK comparó la situación con la fuga del peruano Vayron Nakada Ludeña, quien en septiembre de 2015 escapó de la custodia policial y terminó asesinando a 6 personas en la prefectura de Saitama.

Poco después de las 16.50 horas de ayer jueves, un vecino de un conjunto de viviendas de Yabashin-machi, en la vecina ciudad de Ota, reportó la presencia de un extranjero con el torso desnudo, pero la policía no pudo encontrar al sospechoso.

Pese a esta información, las autoridades japonesas creen que el hombre no ha salido de Oizumi-machi porque las cámaras de seguridad instaladas en las vías de salida de la ciudad no han captado alguna imagen que les haga pensar lo contrario.  (International Press)

Publicidad
Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario