Japón prohíbe operar a farmacéutica por ocultar efectos secundarios de sus productos

 


Publicidad

No es la primera falta de la filial japonesa de Novartis

Novartis

El Ministerio de Salud de Japón ordenó a la subsidiaria nipona de la farmacéutica Novartis que suspenda sus operaciones dos semanas por no informar de los efectos secundarios graves de varios de sus productos.

En lo que supone la primera sanción de este tipo en el país asiático, la empresa está obligada a detener las operaciones de manufactura y comercialización de medicamentos sin prescripción entre los próximos 5 y 19 de marzo, informó la compañía en su página web.

El Gobierno nipón emitió una primera amonestación para la empresa en julio de 2014, tras determinar que no informó correctamente sobre los efectos colaterales de dos medicamentos para tratar la leucemia.

La unidad nipona de la multinacional suiza realizó entonces una investigación interna a instancias del Ministerio de Salud.

Al hacer públicas las conclusiones de la misma en octubre la empresa admitió que no había informado a las autoridades sanitarias, tal y como marca la ley nipona, acerca de un total de 3.267 casos de pacientes que sufrieron problemas de salud, posiblemente derivados del uso de 26 de sus fármacos.

Las farmacéuticas están obligadas en Japón a informar de los efectos secundarios significativos que presenten personas que utilicen sus productos con plazos máximos desde la primera detección de los síntomas de 30 o 15 días, dependiendo de la gravedad de los mismos.

Novartis Japón ha sufrido varios encontronazos en los últimos tiempos con el Gobierno nipón, que la denunció en 2013 por publicitar de forma engañosa el Diovan, un medicamento contra la hipertensión.

Por ello, en junio del año pasado detuvo a un exempleado de la empresa al que ha imputado la manipulación de los estudios clínicos del Diovan. (EFE)

 


Publicidad

Publicidad


Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad