Corea del Norte le pide a Japón arroz y medicinas en negociaciones

Pyongyang

 


Publicidad

Tokio no enviará ayuda hasta que haya avances en la investigación de los secuestros

Pyongyang
Pyongyang

Corea del Norte solicitó a Japón en una reciente reunión de alto nivel el envío de arroz y medicinas a cambio de investigar el secuestro de ciudadanos nipones por parte del régimen de Pyongyang.

Tokio, por su parte, acepto la petición siempre que los envíos de ayuda los realicen organizaciones no gubernamentales (ONG) o entidades privadas niponas, en un gesto destinado a alentar a Pyongyang a cumplir su promesa de investigar los secuestros, según explicó una fuente del Gobierno japonés a la agencia Kyodo.

Durante la reunión, que se celebró la pasada semana en Estocolmo, los representantes nipones insistieron en que el Ejecutivo no realizará envíos de ayuda humanitaria hasta que se produzcan avances tangibles en la investigación de los secuestros.

Tokio sostiene que entre 1977 y 1983 al menos 17 japoneses fueron secuestrados por Corea del Norte para impartir lecciones de cultura e idioma en sus programas de adiestramiento de espías.

Hasta el momento, solo cinco de ellos han podido regresar a su país y hasta ahora el régimen de los Kim ha asegurado que el resto falleció o que ni siquiera pisó nunca suelo norcoreano, una versión de la que ha desconfiado el Ejecutivo nipón.

La falta de cooperación por parte de Pyongyang en este asunto ha motivado que Japón, que en la década de los noventa y a principios de la pasada fue uno de los mayores donantes de ayuda humanitaria para Corea del Norte, no haya vuelto a realizar envíos desde 2004, cuando remitió una última partida de 250.000 toneladas de alimentos.

El hermético país asiático ha dependido de la ayuda exterior desde que la caída del bloque comunista golpeara su precaria economía y provocara en la década de los noventa el colapso de su sistema de distribución pública de alimentos y una consecuente hambruna que pudo cobrarse la vida de hasta 2 millones de norcoreanos.

El director de la oficina del Programa Mundial de Alimentos (PMA) en Pyongyang, Dierk Stegen, dijo el martes a Radio Free Asia que el sistema de distribución norcoreano, parcialmente restaurado en los últimos años, repartió en mayo 410 gramos de cereal de media diaria a sus ciudadanos, el nivel más bajo en lo que va del año.

También explicó que Pyongyang ha asegurado haber distribuido en mayo raciones, las cuales están por debajo de los 600 gramos diarios que recomienda el PMA, a 16 millones de personas de los 24 que viven en el país.

El régimen norcoreano aporta regularmente datos de distribución a la oficina del organismo en Pyongyang para recibir ayuda alimentaria. (EFE)

 


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad