Naruhito defiende el valor de la Constitución de Japón en su 54 cumpleaños


Gracias a ella el país disfruta de paz y prosperidad, destaca


Con motivo de su 54 cumpleaños, celebrado hoy, el príncipe heredero de Japón, Naruhito, defendió el papel que ha jugado la Constitución nipona para que el país asiático pueda disfrutar en la actualidad “de paz y prosperidad”.

“El Japón de hoy se erigió con la Constitución japonesa como su piedra angular, y nuestro país disfruta ahora de paz y prosperidad”, dijo en una rueda de prensa organizada con motivo de su cumpleaños.

Naruhito se comprometió a seguir “respetando la Constitución” y actuando en conformidad con la misma.

Las afirmaciones del heredero al trono del crisantemo se hacen eco de las que su padre, el emperador Akihito, pronunció en su 80 cumpleaños, el pasado 23 de diciembre.

El jefe de Estado nipón también destacó entonces la importancia de la actual Constitución pacifista del país, cuyo artículo 9 establece que Japón renuncia al derecho a declarar la guerra.

Bajo la actual Constitución, el emperador sirve únicamente como símbolo del Estado y no tiene autoridad alguna sobre la política nacional.

Los discursos de Akihito y su hijo se han limitado a señalar el valor de la Carta Magna y en ningún caso han vulnerado ese rol “simbólico” que establece la misma para la Casa Imperial.

Sin embargo, algunos analistas han resaltado el hecho de que los dos hayan decidido alabar la Constitución en un momento en el que el Gabinete del primer ministro Shinzo Abe busca modificar el artículo 96, que regula de manera estricta los requisitos necesarios para enmendar la Constitución nipona.

En medio de un clima regional marcado por los empeorados lazos con China y la creciente pujanza militar de Pekín en la zona, Abe no ha ocultado su deseo de facilitar el proceso de enmienda para poder así debatir la modificación del artículo 9 de cara a que las Fuerzas de Auto de Defensa niponas tengan un papel más proactivo.

Durante la rueda de prensa, Naruhito también quiso referirse a su mujer, la princesa Masako, quien padece desde hace una década una depresión nerviosa inducida por el estrés.

El príncipe heredero aseguró que Masako, de 50 años, “está mejorando”, aunque aún no puede “incrementar sus actividades”.

La princesa ha limitado sus apariciones públicas y compromisos oficiales desde que en 2003 la Casa Imperial reveló su estado de salud, que algunos achacan a la rigidez del protocolo de la familia imperial y a las fuertes presiones que ha soportado para tener un hijo varón que perpetúe la línea sucesoria.

En diciembre de 2001 nació la hija de ambos, la princesa Aiko.

Finalmente, el nacimiento en 2006 del primo de Aiko, el príncipe Hisahito, dejó en suspenso los planes de reforma de la Ley de Sucesión en la monarquía más antigua del planeta, que se rige por la línea hereditaria con prevalencia masculina. (EFE)


Suscríbase a International Press GRATIS!

Registre su correo electrónico y entérese primero de las últimas noticias de Japón.


Publicidad

Publicidad


Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

Te recomendamos

JAPÓNICA
Anime y manga
Celebridades
Conciertos
Anime y manga

PRODUCTOS

Productos de Japón
Productos de Japón
Productos de Japón

Turismo en Japón