Pareja brasileña es separada de su hija por sospecha de abuso sexual y denuncia injusticia

Clodinei Silva, padre de la niña.

“Si ellos (las autoridades) tuvieran alguna prueba, alguna cosa, yo estaría en la cárcel», sostiene el padre de la niña.

Clodinei Silva, padre de la niña.

La comunidad brasileña de Japón está conmocionada con la historia de Clodinei Silva y Helena Hirota, la pareja que ha perdido la custodia de su hija de 10 años por una sospecha de abuso sexual que señala como responsable al padre.

En entrevista con IPCTV, los padres han negado tajantemente la acusación e intentan desesperadamente que el organo oficial, Jidou Sodan Center, devuelva a la niña quien desde el pasado 19 de diciembre se encuentra en un albergue público sin la más mínima posibilidad de ver a sus padres.

La pareja se casó en Brasil y hace 12 años llegó a Japón. La niña, hija única, nació en Saitama y en octubre pasado cumplió los 10 años. Desde hace dos años la familia reside en un conjunto habitacional en la ciudad de Toyohashi, en la provincia de Aichi.

El caso es grave. Clodinei ha sido acusado sin investigación previa de haber abusado sexualmente de su propia hija y quien hizo la denuncia ante el Jidou Sodan Center habría dicho también que la pequeña era obligada a duros trabajos domésticos.

Sentados frente a la computadora, los padres no terminan de asimilar el problema en que se hayan inmersos. Ven las fotos de la hija y la describen como una niña alegre y saltarina, mimada como  hija única.

La razón que expresa el brasileño Clodinei para denunciar una injusticia es que “si ellos (las autoridades) tuvieran alguna prueba, alguna cosa, yo estaría en la cárcel. Mi conciencia está tranquila, no tengo miedo de nada”, afirmó.

PIDEN ASISTENCIA JURÍDICA

“¿Quien puede haber hecho esa denuncia?” – se cuestiona Helena Hirota. “No entiendo por qué. Ella vive más en la escuela, debe ser en la escuela. Después las dos andábamos pegadas todo el tiempo…y yo quiero conocer la verdad…y es que no sabemos qué hacer”, declara.

La pareja estuvo tres veces en el Jidou Sodan Center, pero no pudieron tener contacto con su hija. Sin dominar el idioma, sin conocimiento de las leyes, creen que la medida es abusiva y arbitraria. Reclaman la falta de asistencia jurídica.

“Nos hace falta asistencia jurídica, el Consulado dice que no puede intervenir. Ya no sé qué hacer..intento, pero es esperar y esperar. Todo el día tengo que trabajar preocupado por mi mujer y mi hija. No sé si está bien ni dónde está ahora”, reclamó el padre de la niña.

DORMÍAN EN LA MISMA CAMA

Pero qué puede haber ocurrido? Clodinei y Helena creen que la denuncia puede haberse basado en algún comentario hecho por la niña pues ella duerme en la misma cama que la pareja y puede haber presenciado en algún momento una relación íntima de ambos.

“Toda la vida, desde bebe, ella ha dormido con nosotros, es hija única y muy mimada. Tenía dolor de separarla (en otro cuarto), pero se aprende con la vida, precaución dentro de la casa, precaución enorme!”, expresó Helena.

Una vez transmitido el reportaje y publicado en ipcdigital.com, edición en portugués, los mensajes de solidaridad y comprensión por la pareja brasileña se han multiplicado, aunque también han surgido críticas por la falta de cuidado en la intimidad.

No obstante, la ayuda más ofrecido ha sido la asistencia legal. La necesitarán para sustentar su posición ante la autoridad japonesa. (ipcdigital con texto de Edson Xavier)

Suscríbete a International Press GRATIS

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a International Press y recibe nuestras noticias primero.

Únete a otros 36.126 suscriptores

Publicidad

Publicidad


Descarga el App de Súper Tokio Radio


2 Trackbacks / Pingbacks

  1. ถาดกระดาษ
  2. maxbet

Los comentarios están cerrados.