Superviviente de tsunami en Japón conmemora mayoría de edad de su hija desaparecida

Joven tenía 17 años en marzo de 2011


Publicidad

El lunes fue un día especial para los jóvenes de 20 años en Japón que celebraron su entrada a la edad adulta en ceremonias realizadas en todo el país.

Kenji Sato participó en una de ellas en la ciudad de Rikuzentakata, en la prefectura de Iwate. Pero Sato no es un nuevo adulto, sino un hombre de 51 años que representó a su hija Chiaki, a quien vio por última vez hace casi tres años.

Chiaki tenía 17 años cuando desapareció el 11 de marzo de 2011, el trágico día en que el tsunami devastó el noreste de Japón.

Sato le añadió digitalmente un quimono de color rosa a una foto que tenía de su hija y con ella asistió a la ceremonia. A Chiaki le gustaba ese color, le dijo a Mainichi Shimbun.

No fue el único que portaba una foto, hubo otras doce de muertos o desaparecidos como la hija de Sato.

Pese a los dos años y diez meses transcurridos desde el desastre, alrededor de 5.000 personas se alojan en viviendas temporales.


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad