Bolsa de Tokio cierra en su máximo en casi dos años gracias a plan de estímulo económico

Toyota avanzó en la Bolsa de Tokio el viernes

Yen continúa debilitándose y mejoran perspectivas sobre la economía global

Toyota avanzó en la Bolsa de Tokio el viernes

La Bolsa de Tokio cerró el viernes en su máximo en 23 meses gracias, según analistas locales, a la depreciación del yen, al paquete de medidas estímulo aprobado por el Gobierno nipón y a la mejora de perspectivas sobre la economía global.

El índice Nikkei subió 148,93 puntos, un 1,40 por ciento, y quedó en 10.801,57 unidades.

El sector de las aseguradoras lideró las ganancias, seguido por el mixto, que incluye al gigante de los videojuegos Nintendo, y el de minería, mientras que metalúrgicas, textil y casas de valores perdieron terreno.

El Nikkei avanzó con solidez desde el arranque gracias al anunciado paquete de medidas de estímulo aprobado por el Gobierno.

El plan, que aún debe aprobar el Parlamento, es una apuesta encabezada por el nuevo primer ministro, Shinzo Abe, que espera que las medidas generen 600.000 puestos de trabajo y hagan crecer la economía un 2 por ciento más.

Una gran parte del programa va dirigido a obras públicas y acelerar la reconstrucción de las zonas devastadas por el tsunami de 2011, aunque también se destinarán fondos a mejorar la eficiencia energética o a la investigación con las llamadas células iPS, que pueden transformarse en cualquier tipo de tejido.

“Las compañías farmacéuticas avanzaron gracias al apartado del programa de estímulo que busca potenciar la investigación con iPS”, dijo Hiroichi Nishi, analista de SBMC Nikko Securities, a la agencia Kyodo.

Así, laboratorios como Takeda Pharmaceutical o Astellas Pharma se apreciaron un 3,1 por ciento y un 7,4 por ciento, respectivamente.

El parqué se vio aupado también por la aparente mejora en el panorama económico global gracias al avance registrado en las exportaciones chinas en diciembre y los comentarios del presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, que dijo que espera una recuperación gradual de la zona euro para finales de este año.

Las palabras de Draghi auparon con fuerza la víspera al euro, que se movió en Tokio en torno a los 118.

El dólar, por su parte, escaló desde la banda baja de los 88 yenes a la inferior de los 89, su mayor nivel en dos años y medio.

Esto impulsó a valores exportadores, por lo que Toyota Motor ganó un 1,3 por ciento y Honda Motor un 1,5 por ciento.

La textil Fast Retailing ganó un 4,8 por ciento tras revisar al alza sus previsiones de beneficio gracias a las buenas ventas en China y Corea del Sur. (EFE)



Publicidad