Juez ordena al gobierno japonés pagar US$11.500 por la muerte de un camerunés

Centro de Inmigración de Ushiku

El Tribunal de Distrito de Mito, en Ibaraki, ordenó hoy al gobierno japonés pagar 1,65 millones de yenes, unos 11.500 dólares, por daños y perjuicios a la familia de un camerunés que murió por falta de atención médica un centro de control de inmigración.

La familia del hombre, que murió en marzo de 2014 a los 43 años en el Centro de Inmigración de Higashi-Nihon en Ushiku, había exigido que el gobierno japonés 10 millones de yenes por daños y perjuicios, alegando que los funcionarios de inmigración no lo enviaron a un hospital a pesar de que se quejó por su mala salud.

El juez Masahiko Abe, presidente del Tribunal, dijo en su sentencia que la oficina de inmigración no cumplió con su deber y que debió haber enviado al hombre a un hospital de inmediato.

Durante una audiencia en marzo de 2022, el juez recomendó que las dos partes llegaran a un acuerdo extrajudicial.

Según la denuncia, el camerunés fue detenido por Inmigración en noviembre de 2013 después de que se le negara la entrada al país en el aeropuerto de Narita.

Se informó que tenía problemas de salud, incluida diabetes. El 27 de marzo de 2014, el camerunés fue atendido por un médico después de quejarse de que tenía dolor en ambas piernas desde hacía dos semanas.

Después dijo que le dolía el pecho, pero no recibió atención médica. El centro de Ushiku no contaba con un doctor a tiempo completo y el que lo había atendido por el dolor en las piernas trabajaba ahí a tiempo parcial.

El 30 de marzo el hombre fue encontrado inconsciente. Una hora más tarde, el hospital al que fue trasladado certificó su muerte. (AG/RI/)

Suscríbete a International Press GRATIS

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a International Press y recibe nuestras noticias primero.

Únete a otros 36.155 suscriptores


Descarga el App de Súper Tokio Radio