Johnny Kitagawa (1931-2019), el nikkei estadounidense que creó a SMAP y Arashi

SMAP

La industria de la musica popular en Japón no se puede entender sin Johnny Kitagawa, el todopoderoso productor y fundador de la agencia Johnny & Associates, de la que nacieron megabandas como SMAP, Arashi, KAT-TUN y Hey! Say! JUMP.


Publicidad

Kitagawa murió de un derrame cerebral el martes en un hospital de Tokio a los 87 años.

La agencia Kyodo se refirió a Kitagawa como “una de las figuras más veneradas en la industria del entretenimiento” japonés.

El productor musical trazó una “estrategia del éxito” que consistía en colocar a sus artistas en shows y programas de TV, en vez de limitarlos únicamente al lanzamiento de discos, y que “le permitió mantener un monopolio virtual en las bandas de chicos durante más de 57 años”.

El productor era un nikkei estadounidense. Nació en Los Ángeles en 1931 y pasó la mayor parte de su infancia viajando entre Japón y Estados Unidos.

Kitagawa sirvió en el Ejército de Estados Unidos enseñando inglés a huérfanos durante la Guerra de Corea. Después, en la década de 1950, se estableció definitivamente en Japón. En 1962 creó Johnny & Associates.

El magnate de la industria musical nipona ostentaba tres títulos de Guinness World Records por ser el productor del mayor número de artistas N°. 1, de singles N°. 1 y de conciertos.

Su carrera, sin embargo, no estuvo desprovista de controversia.

En 1999, la revista semanal Shukan Bunshun publicó acusaciones de abuso infantil y explotación sexual hechas por varios niños que formaban parte de su agencia.

Aunque Kitagawa nunca fue imputado por ningún delito y recibió una compensación por daños y perjuicios tras demandar a la revista, esta apeló y un tribunal reconoció que Shukan Bunshun tenía elementos suficientes para publicar las denuncias de conducta sexual inapropiada.

Kitagawa apeló ante el Tribunal Supremo de Japón, pero el recurso fue desestimado. (International Press)


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario