Las verdades, mitos y creencias de la masturbación. Por Dr. Ortega

Se investiga si en los varones reduce el cáncer de próstata.

Estudios señalan que las mujeres se inician antes que los hombres a edad temprana.

La masturbación constituye la primera actividad sexual en el ser humano, y es un tipo de práctica sexual que es parte normal en la vida de las personas. Tanto hombres como mujeres – y con la finalidad de encontrar placer sexual – estimulan sus genitales hasta intentar llegar a orgasmos placenteros, aunque a veces no los consigan.

La masturbación se inicia en la pubertad con el descubrimiento de los cambios hormonales en el propio cuerpo y con la atracción por el sexo opuesto, que lleva a una serie de estímulos manuales de los genitales y que acompañados de fantasías sexuales van a producir excitación y erección del pene en los varones y del clítoris en la mujer, y que con una actividad sostenida producen el orgasmo en la mayoría de los casos.

Aunque hay reportes que señalan que los niños empiezan con la masturbación mucho antes de la pubertad, al empezar a sentir placer al tocar sus genitales, sin que al inicio tengan ningun tipo de fantasía sexual.

Estudios médicos señalan que hasta el 95% de los hombres y el 93% de las mujeres se masturban con regularidad o se han masturbado alguna vez. Señalan además que las niñas a diferencia de los niños son las que empiezan con la masturbación a muy temprana edad sin que tengan muy clara una explicación de los adultos, y guiadas simplemente por el placer que les produce.

A pesar de tener cifras estadísticas que prácticamente involucran a toda la población mundial, existen mitos acerca de la masturbación, inhibiciones femeninas, creencias que es dañina para la salud o que lleva a cambios del comportamiento, y paradójicamente es un tema muy poco tratado entre padres e hijos, y definitivamente inmoral y proscrito en las escuelas. Lo que nos hace suponer que a pesar que casi todo el mundo práctica la masturbación, muy pocos desean aceptarla o hablar del tema. Revisemos abiertamente este tema para educación propia y la de nuestros hijos.

HISTORIA: SE CREÍA QUE ERA UNA ENFERMEDAD

La masturbación es tan antigua como la especie humana, y a lo largo de la historia han existido muchas interpretaciones acerca de este mismo tema. Así por ejemplo, la Biblia en las escrituras de San Pablo la menciona una docena de veces y se refiere a esta actividad sexual como “akatharsia”, palabra griega traducida como “sucio” y sinónimo de”pecados sexuales”.

 

era asociada incorrectamente por los médicos a cambios en la salud que producían debilidad general, deterioro visual y alteraciones del sistema nervioso, siendo considerada una enfermedad..

 

A través de la historia se consideraba a la masturbación como un acto inmoral, y en algunos lugares la circuncisión neonatal y la ablación del clítoris eran practicados por su supuesto efecto preventivo contra la masturbación, y no tanto por las creencias religiosas señaladas.

En los siglos XVIII y XIX la masturbación además de ser inmoral era asociada incorrectamente por los médicos a cambios en la salud que producían debilidad general, deterioro visual y alteraciones del sistema nervioso, siendo considerada una enfermedad que alteraba los libres deseos sexuales de los individuos.

En el siglo XX las opiniones médicas cambiaron radicalmente y actualmente es considerada una actividad saludable para los adolescentes, aduciendo que su práctica disminuye las relaciones sexuales y por lo tanto disminuyen los riesgos de enfermedades de transmisión sexual y los embarazos no deseados. Además es considerada una práctica normal y antiestresante.

Muchos profesionales de la salud coinciden en señalar que la masturbación es psicológicamente saludable y algo practicado por la mayoría de la población, que debe ser aceptado como algo normal en la evolución y desarrollo del ser humano.

RAZONES MODERNAS

Los adultos en general piensan que la masturbación solo es aceptable cuando no tienen una pareja sexual, pero esto no es del todo cierto ya que hasta el 70% de las personas (hombres y mujeres) con pareja sexual se siguen masturbando, y muchas veces incluso más que las personas que no tienen pareja sexual.

Las razones más comunes de los adultos para masturbarse son para liberar la tensión sexual, conseguir placer sexual, relajarse, o cuando la pareja sexual no está disponible.

¿PREVIENE EL CÁNCER DE PRÓSTATA?

Entre los beneficios de la masturbación tenemos que permite liberar fantasías sexuales placenteras, libera la tensión sexual y frecuentemente produce una sensación de placer y tranquilidad, permite que una persona se vuelva más confortable con su propia sexualidad, es una experiencia satisfactoria cuando es compartida con la pareja, puede detener los impulsos de tener sexo con alguna persona inapropiada, nadie se embaraza, ayuda a mantener un buen flujo sanguineo hacia la pelvis, fortalece el tono de los músculos pélvicos, reduce el riesgo de prolapso uterino e incontinencia urinaria, evita las enfermedades de transmisión sexual, ayuda a liberar el estrés, lo ayuda a dormir mejor, puede liberar temporalmente a la mujer de dolores menstruales, y ayuda a conocer mejor las respuestas sexuales del propio cuerpo, preparando tanto a hombres como mujeres a enfrentar la actividad sexual en una vida futura.

 

hombres que eyacularon más de cinco veces por semana en sus 20’s, 30’s o 40’s tienen un tercio menos de riesgo a desarrollar cáncer de próstata…

 

Además la masturbación puede mejorar la salud física, mental y sexual tanto del que la practica como la de su pareja, ya que aprenden a tocarse y estimularse de diferentes formas, permitiendo excitarse con mayor intensidad y alcanzar el orgasmo repetida y placenteramente.

Un estudio en Australia y publicado en el “British Journal of Urology” concluye que los hombres que eyacularon más de cinco veces por semana en sus 20’s, 30’s o 40’s tienen un tercio menos de riesgo a desarrollar cáncer de próstata que aquellos con un ritmo eyaculatorio menor.

La razón por la cual la masturbación nos da inmunidad parcial contra el cáncer de próstata aun sigue siendo materia de investigación, pero es la mejor noticia referente a masturbación en dos mil años.

TÉCNICAS EN HOMBRES Y MUJERES

Las mujeres pueden estimular los genitales externos, principalmente la vulva y el clítoris, pero también encuentran satisfacción al estimular los labios, el introito vaginal y la vagina, y/o el perineo o el ano. La mayoría de las mujeres prefiere la estimulación del clítoris porque produce una satisfacción muy intensa.

Los hombres estimulan generalmente el pene, pero también encuentran placer al estimular el escroto, el perineo y/o el ano.

Las mujeres y hombres pueden también tocar otras partes sensitivas de su cuerpo para producir placer, ya que existen terminaciones nerviosas en las llamadas zonas erógenas, como los pezones, las mamas, las piernas, cuello, espalda. El uso de lubricantes y artefactos o juguetes sexuales, como vibradores, también son cada vez más usados en la búsqueda del placer mediante la masturbación.

La masturbación es vista generalmente como un acto solitario, pero muchas personas disfrutan durante el acto sexual de una masturbación mutua y compartida, ya sea con estimulación propia para el deleite de la pareja o estimulando a la pareja mutuamente. Esto podría llevar además de la larga lista de beneficios señalados, a constituirse en una forma de práctica sexual con otra persona sin el riesgo de embarazo, o el riesgo de enfermedades de transmisión sexual.

Además, produce placer sexual e intimidad llevando a la pareja a una mejor disposición hacia el acto sexual, y permite saber que tipo de tocamientos sexuales son los preferidos por su pareja.

Finalmente, las fantasías sexuales son normales y saludables, ya que estimulan la excitación, sea una masturbación sola o compartida. Estas fantasías pueden ser producto de experiencias propias, pensamientos, o con imágenes eróticas impresas, en vídeo o a través del Internet.

HAY FACTORES NEGATIVOS

En los varones, una masturbación frecuente y vigorosa podría producir lesiones en la piel del pene. Si las masturbaciones excesivas diarias llegan a distraer a los adolescentes o adultos de sus actividades habituales de la vida diaria, como trabajo, estudio, deporte, responsabilidades o vida social, entonces sería importante buscar la ayuda profesional de un psicólogo o psiquiatra para obtener una adecuada orientación respecto a la masturbación.

La estimulación sexual prolongada sin eyaculación en los varones, puede producir dolor debido a congestión sanguínea en la zona genital. Algunos reportes no muy claros señalan que una excesiva masturbación estimularía la producción de hormonas sexuales y neurotransmisores alterando la química de nuestro organismo y causando fatiga, dolor de espalda, ansiedad, eyaculación prematura o pérdida de cabello, pero estos últimos reportes requieren de una investigación seria para tener valor conclusivo.

Todos los mitos escuchados acerca de la masturbación no son ciertos, así, no causa crecimiento de pelo en la palma de la mano o en otros lugares, no produce ceguera, no causa acortamiento o crecimiento excesivo de los órganos sexuales, ni cambios de color, ni cambios de textura o apariencia, no causa infertilidad, no acaba con el esperma, no es adictiva, no causa daño de ningún tipo, no produce homosexuales, no produce daño cerebral ni inestabilidad.

Los seres humanos, sin distinción de sexo, podrían masturbarse a lo largo de la vida sin ningún riesgo o temor a efectos secundarios, pero es importante recordar que la moderación está en nuestras manos.
Dr. Raúl Ortega, Ph.D
Medicina Reproductiva
[email protected]

 



Publicidad

1 Comentario

Deja tu comentario