Exluchador nacionalista japonés visitará Corea del Norte para aniversario de guerra

Antonio Inoki, que emigró a Brasil en 1957, pide diálogo con Pyongyang


Publicidad

El exluchador japonés Antonio Inoki, miembro del nacionalista Partido por la Restauración de Japón, viajará a Corea del Norte para asistir a las celebraciones del 60 Aniversario de la firma del armisticio de la Guerra de Corea.

Según fuentes consultadas por la agencia de noticias Kyodo, Inoki, una de las figuras más populares de la lucha libre en Japón, viajará presumiblemente el jueves a Pyongyang, en donde se espera se reúna con miembros del Gobierno del hermético régimen comunista.

El exluchador, de 70 años y que emigró a Brasil en 1957 con su familia tras la II Guerra Mundial, ya viajó en el pasado a Corea del Sur tanto como deportista como para reunirse con las autoridades norcoreanas, algo muy inusual al ser un país cuyo acceso está muy restringido y con el que Tokio no mantiene relaciones diplomáticas.

En este sentido, en abril de 2012 viajó a Pyongyang para asistir a las conmemoraciones por el centenario del nacimiento del fundador del país, Kim Il Sung, y aprovechó para reunirse con Kim Yong Il, secretario del Comité Central del Partido de los Trabajadores y director de departamento de relaciones internacionales del régimen.

Además, también ha mantenido encuentros con el poderoso Jang Song-thaek, considerado brazo derecho del actual mandatario, Kim Jong-un, del que además es su tío.

El afamado luchador entró en política en 1989 cuando se convirtió en senador para el extinto Partido de Deporte y Paz, antes de formar parte del populista Partido por la Restauración de Japón, liderado por los polémicos Shintaro Ishihara, exgobernador de Tokio, y Toru Hashimoto, alcalde de Osaka.

Inoki, de gran corpulencia con cerca de 1,90 metros de altura y sus más de 100 kilos de peso, participó también en las negociaciones para la liberación en 1990 de rehenes japoneses en Iraq durante la Guerra del Golfo, y se ha mostrado siempre proclive a las conversaciones con Corea del Norte.

Actualmente senador en Japón, Inoki manifestó recientemente su predisposición a servir como negociador entre ambos países para solucionar el asunto del secuestro de ciudadanos japoneses llevados a cabo por Corea del Norte durante las décadas de 1970 y 1980.

En este sentido, Tokio sostiene que durante ese periodo al menos 17 nipones, 12 de los cuales consideran desaparecidos, fueron secuestrados por el régimen comunista para participar en su programa de adiestramiento de espías, a pesar de que el Norte lo considera un caso cerrado.

“Los problemas no se pueden resolver sin diálogo y aplicando simplemente sanciones” económicas, afirmó el exluchador tras presentarse recientemente como candidato a las elecciones a la Cámara Alta de Japón, celebradas el pasado domingo, y en las que su partido obtuvo ocho escaños. (EFE)


Publicidad

Publicidad


Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad