El “lomo saltado” de Funato está de moda en Kanagawa

César y Mili Funato en la guía gastronómica de Asahi
César y Mili Funato en la guía gastronómica de Asahi

El “lomo saltado”, una de las comidas más emblemáticas de la cocina peruana, se ha puesto de moda en las guías gastronómicas de la prensa japonesa gracias al restaurante Keimi de Yamato, del popular empresario peruano César Funato.




Publicidad

Primero fue el diario Kanagawa Shimbun, el rotativo insignia de la prinvincia, que en su edición del 19 de marzo pasado tituló “Lomo saltado, fusión de varias culturas” para explicar el exótico sabor de este plato que tiene de chino tanto como de peruano.

“El plato es un saltado de carne de res salteada con cebolla, tomate, hierbas y especias,   con un punto de sillau (shoyu peruano) justo al paladar de los japoneses”, describe el periódico.

Según supo IPC, el Kanagawa Shimbun llegó hasta el Keimi, ubicado en Yamato, a pocos minutos de la estación de tren de Tsuruma, por recomendación de una periodista japonesa que había estado en el restaurante con unos amigos.

Casi un mes después de salir en ese periódico, el “lomo saltado” que el mismo Funato prepara volvió a aparecer en la media japonesa, y nada menos que en el dominical del Asahi Shimbun, el segundo mayor diario del país que lo presenta como “el platillo peruano con la esencia del shoyu”.

Quizá sea la primera vez que la gran prensa nipona se adentra tanto en el “lomo saltado” para afirmar: “el secreto está en el uso del shoyu”, haciendo eco de las palabras de Funato.

“El sabor del lomo saltado ha sido desarrollado por los nikkeis que hemos venido aquí como inmigrantes”, ha dicho Funato al Asahi y ha resaltado que “este plato, que es la típica comida casera del Perú, tiene un sabor tan sugestivo que puede gustar a cualquier persona”.

El restaurante Keimi no es el único ni el primer negocio de Funato. Desde hace 20 años, él y su esposa Mili, administran el “Tambo de Oro”, una de las más prestigiosas marcas de comida procesada peruana hecha en Japón.

Fabrican el tamal, la salchicha huachana, el chorizo parrillero, entre otros productos que son envasados al vacío y congelados para distribuirse a cualquier parte de Japón vía correo.

Dato: Según Google, existen ya 14.500 enlaces escritos en japonés sobre el lomo saltado

Imagen del "lomo saltado de Funato"
Publicidad
Publicidad