Tokio 2020 no va a ser un éxito económico, según experto

Tokio no se beneficiará a largo plazo de los Juegos Olímpicos de 2020, dijo el economista Andrew Zimbalist ante la prensa extranjera acreditada en Japón.

En declaraciones que recoge la agencia Kyodo, Zimbalist manifestó que Tokio 2020 no reúne ninguno de los ingredientes para ser un éxito.

“La mejor manera de tener una buena experiencia como anfitrión de unos Juegos Olímpicos es no organizándolos. Y si vas a organizar los Juegos Olímpicos, lo que realmente necesitas hacer es lo que hizo Barcelona y no lo que prácticamente todas las otras ciudades hacen”.

“En Barcelona, el plan (para desarrollar la ciudad) fue primero y los Juegos Olímpicos se ajustaron al plan”, explicó.

¿Qué hacen otras ciudades que albergan Juegos Olímpicos? No tienen ningún plan, llega el Comité Olímpico Internacional (COI) y las ciudades tienen que adecuarse a sus demandas.

Citando un estudio de la Universidad de Oxford, Zimbalist dijo que, en promedio, los Juegos desde 1980 han tenido un sobrecoste de 252 % (3,5 veces el presupuesto inicial) y no se espera que Tokio que sea una excepción.

Las demandas de la COI a la ciudad anfitriona, sobre todo en la construcción, son exorbitantes, dijo.

De acuerdo con el comité organizador de Tokio 2020, el presupuesto inicial de 5.600 millones de dólares ha subido a 12.600 millones de dólares. “Más del doble”, subrayó el economista, que también aludió a un estudio del gobierno de Tokio que proyectaba un costo de 27.100 millones de dólares.

“Tokio no va a ser descubierto después de 2020”. A su juicio, la capital japonesa no necesita los Juegos para promocionarse como destino turístico.

Barcelona 1992 y Los Ángeles 1984 son raros ejemplos de ciudades que se beneficiaron de la organización de los Juegos, dijo.

Nada indica que Tokio vaya a seguir sus pasos. Zimbalist insistió en que no percibe en Tokio 2020, a diferencia de Barcelona 92, ningún elemento que lo lleve a pensar que los Juegos van a beneficiar a la capital japonesa a largo plazo.

“Barcelona no era un destino turístico conocido en Europa en 1992. Era una joya potencial”, dijo Zimbalist.

En cambio, “la gente de todo el mundo que tiene los recursos y el interés de viajar alrededor del mundo ya conoce Tokio”.

“Tokio no va a ser descubierto después de 2020”, añadió. A su juicio, la capital japonesa no necesita los Juegos para promocionarse como destino turístico.

¿Los Juegos son un imán de turistas? Zimbalist dijo que los Juegos ahuyentan a los turistas regulares, que deciden no viajar a una ciudad olímpica por los altos precios de los hoteles y restaurantes.

El turismo no aumenta durante la celebración de los Juegos, dijo. “La razón es que los turistas olímpicos sustituyen a los turistas normales. Los turistas normales miran a la ciudad y dicen ‘no quiero ir allí cuando todos los turistas olímpicos van a estar”.

“La mejor manera de promover el turismo es el boca a boca. Te vas a casa y les dices a tus vecinos y amigos y familiares sobre tu maravillosa experiencia como turista”.

“Pero si vas a una ciudad para ver los Juegos Olímpicos, vas a casa y hablas sobre natación o la carrera de 100 metros que viste. No hablas de la ciudad. Tus amigos, vecinos y familiares no pueden ir a esa ciudad y ver los Juegos Olímpicos como tú lo hiciste porque los Juegos Olímpicos no van a volver” concluyó. (International Press)

 

Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


*