Japón lanza iniciativa para crear una sociedad basada en hidrógeno

 

Un consorcio japonés, en el que participa la automovilística Toyota, lanzó a gran escala una cadena de suministro de hidrógeno completa basada en energía eólica renovable, con la que esperan cambiar la forma en la que se genera y utiliza la energía del país.

Tras varias pruebas realizadas en las localidades japonesas de Yokohama y Kawasaki, el grupo busca expandir este proyecto a nivel nacional, cuyo objetivo final es “crear una sociedad basada en hidrógeno, generado sin dióxido de carbono (CO2)”, explicaron sus responsables en una rueda de prensa.

El hidrógeno, una fuente de energía con gran futuro por delante, se puede crear empleando fuentes de energía renovable, para almacenarlo, transportarlo y utilizarlo más adelante, todo ello con una carga medioambiental mínima, subrayaron.

El hidrógeno se puede extraer del agua mediante electrólisis, un proceso que requiere de electricidad y que normalmente se produce mediante centrales eléctricas a base de combustibles fósiles.

Sin embargo, en la bahía de Tokio, mercados de abastos, centros de distribución o cerveceras ya se están aprovechando de esta nueva forma de energía sin generación de dióxido de carbono.

Las carretillas elevadoras de estos centros están alimentadas por pilas de combustible de hidrógeno, cuyo origen está en el aerogenerador “Hama Wing”, a pocos kilómetros al sur de la capital japonesa.

Con la creación de esta cadena de suministro de hidrógeno, en la que han participado también la tecnológica Toshiba y el Ministerio nipón de Medio Ambiente, se espera reducir al menos en un 80 por ciento las emisiones de CO2 en relación a otros vehículos industriales alimentados por gasolina o electricidad.

“El único residuo generado en el proceso es agua”, destacó uno de los responsables del proyecto, Shigeki Tomoyama, de Toyota Motor.

“En el futuro vamos a tener un problema (con el suministro de energía)”, explicó a Efe Yukata Matsuzawa, de la división de cambio climático del Ministerio japonés de Medio Ambiente: “Por ello, necesitamos potenciar la energía que no genere CO2, y entre ella, el hidrógeno”.

Dado que el beneficio medioambiental global del hidrógeno depende del método empleado para producirlo, varias iniciativas internacionales de investigación de todo el mundo tratan de desarrollar proyectos a gran escala con un balance neutro de carbono que utilicen energías renovables para la producción de hidrógeno.

Sin embargo, estos proyectos -incluido el liderado por Japón- tienen aún algunos problemas que solventar, como la regulación de esta nueva forma de energía o cómo hacerla más rentable.

Aunque los responsables del proyecto no dieron cifras, afirmaron que esperan reducir los costes de generación de hidrógeno a la mitad, para que este se produzca en masa, y ayudar así a “atenuar el calentamiento global”. (EFE)

 

Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


*