Empresas japonesas ofrecen pocas horas extras para atraer a jóvenes

En marzo, un sitio web de búsqueda de empleo operado por el gigante del comercio electrónico Rakuten preguntó a estudiantes universitarios japoneses en qué empresas les gustaría trabajar.

Dentsu, la agencia de publicidad más grande de Japón, que fue número uno en la encuesta realizada el año pasado cayó al puesto 23. El sonado caso de la trabajadora de 24 años que se suicidó por exceso de trabajo ha deteriorado la imagen de la compañía.

Mitsubishi Electric, número 59 el año pasado, descendió al puesto 143 tras salir a la luz que sus empleados hacen muchas horas extras.

Por el contrario, Ajinomoto, que realiza esfuerzos para acortar las horas de trabajo, subió del puesto 15 al séptimo.

¿Qué indica esto? Que los estudiantes universitarios prefieren las compañías en las que no se hace mucho zangyo.

Para atraer a los jóvenes estudiantes que buscan empleo, en estos tiempos de escasez de trabajadores, muchas empresas japonesas intentan captarlos ofreciéndoles entornos laborales amigables, lo que en la práctica significa menos horas extras y más días libres, revela Yomiuri Shimbun.

En un evento informativo organizado por la compañía financiera Orix, un empleado explicó a un auditorio de unos cien estudiantes que “la era de las largas jornadas de trabajo con baja productividad ha terminado”.

Orix ha introducido modificaciones en su política laboral. Ahora, por ejemplo, ofrece hasta 50.000 yenes (440 dólares) como incentivo a sus empleados para que tomen vacaciones pagadas durante cinco días consecutivos o más.

La cantidad de horas extras y el número de días de descanso son factores esenciales en la decisión de los estudiantes para sumarse a una compañía. Esto está empujando a muchas empresas a publicar en sitios web de búsqueda de trabajo el número promedio de horas extras que hacen sus empleados. Estos sitios permiten a sus usuarios comparar las condiciones laborales de diversas compañías.

Un sondeo realizado recientemente por Mynavi, una firma que provee de información sobre el mercado laboral, halló que al 25,7 % no le gustaría trabajar en una empresa en la que no pudiera tomarse días libres o vacaciones (15 % en una encuesta anterior). “Mucho zangyo”, dijo el 14,5 % (2,9 % en la encuesta anterior) como razón para no trabajar en una empresa.

La tendencia es clara.

La reforma de la cultura laboral emprendida por el gobierno de Japón y el problema de Dentsu han tenido un impacto significativo, declara el consultor Yohei Tsunemi a Yomiuri.

Las empresas son reacias a hacer pública información como el número de horas extras que realizan sus empleados. Sin embargo, si no lo hacen, los estudiantes van a sospechar que están ocultando duras condiciones de trabajo, dice el experto. (International Press)

 

Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


*